Hace unas semanas, una startup australiana se ofreció a enseñarnos una camiseta muy especial. Se trata de una prenda confeccionada con tejido 100% algodón al que se le ha aplicado una cobertura hidrofóbica mediante nanotecnología para hacerla súper resistente al agua.

Decidí juzgar por mí mismo como de resistente al agua era la camiseta, así que unos días más tarde llegaban las prendas, de la marca Threadsmiths, a casa. Por supuesto, lo primero que haces con una prenda hidrofóbica es echarle agua. El agua sencillamente se escurrió dejando la tela completamente seca. Debo admitir que mi compañero de piso y yo estábamos genuinamente impresionados vienco como las gotas de agua resbalaban por la superficie de la tela. Después de (intentar) mojarla ni siquiera estaba húmeda al tacto.

Advertisement

Después comenzamos a probar con otros líquidos. Mismo resultado. la camiseta hizo honor a su publicidad y a los 55 dólares que cuesta.

Todo esto es lo que pasaba con la camiseta completamente nueva, pero ¿cómo se comporta el tejido una vez lavado? En Threadsmiths aseguran que las propiedades hidrofóbicas de la prenda se mantienen en perfecto estado después de 50 lavados si se cuida adecuadamente. Decidí probar la camiseta después de cinco lavados normales, y las cosas comenzaron a ponerse sucias.

Resulta que, en la vida real, la camiseta hidrofóbica de Threadsmiths pierde sus propiedades bastante rápido. También encogen una talla entera después del primer lavado. La prueba era simple. Simplemente le echamos por encima un montón de sustancias conocidas por manchar muy bien (cerveza, salsa de soja, vino tinto y salsa picante Sriracha) sobre una camiseta lavada, y después comparábamos haciendo lo mismo sobre una sin estrenar. La prenda lavada absorbía una pequeña parte del líquido, mientras que la prenda sin lavar no absorbía nada, o mucha menos cantidad. Ninguna de las dos prendas llevó muy bien la mancha de Sriracha.

Advertisement

No puedo decir que la camiseta de Threadsmiths sea una mala prenda. Al contrario, la tela es suave y resistente, y el corte es de calidad y sienta bien. Las cualidades hidrofóbicas, sencillamente, no son un milagro, pero hay que concederle que reacciona a las manchas mucho mejor que otras camisetas que he visto.

Por otra parte, la camiseta aún se puede mojar. Repele el agua, pero no es completamente a prueba de ella. Si corres con la camiseta bajo una lluvia intensa, las gotas al principio resbalarán sobre su superficie, pero al final acabarán filtrándose y empaparán la tela completamente. Igualmente, si te pones delante de una cámara y vas echando líquidos que manchan sobre la tela, los primeros irán abriendo camino a los siguientes. Aprendí esa lección por las malas.

Cuidar la camiseta no es una tarea muy distinta de la de cuidar una prenda normal. Si te cae una mancha lo mejor s echarle agua, no frotarla para meter aún más la sustancia en la tela. Aunque a priori algunas manchas se notan más, la camiseta sale siempre impecable de la lavadora. En ese sentido sí que se puede decir que es a prueba de manchas permanentes.

¿Es la camiseta Threadsmiths especial? Sin duda. ¿Las cosas especiales también de desgastan? Desafortunadamente sí. ¿Me la compro? Eso ya depende completamente de lo abultado que sea tu presupuesto para camisetas.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)