Lo que veis sobre estas líneas es la compleja decoración interna de una habitación que dos artistas suizos están imprimiendo en 3D, utilizando como material la piedra arenisca. El proyecto, denominado Digital Grotesque, tiene una estética decididamente alienígena digna del artista suizo H.R. Giger.

Benjamin Dillenburger y Michael Hansmeyer comenzaron imprimiendo un modelo a escala 1:3 que pudo verse en la feria Materializing Exhibition de Tokio. Ahora, estos dos artistas están enfrascados en la versión a escala real, que será expuesta por primera vez el próximo 22 de julio.

Advertisement

Las extrañas formas de Digital Grotesque están generadas por ordenador completamente al azar mediante un algoritmo 3D que imita la división celular. El resultado es un intrincado trabajo en piedra que recuerda a veces a los espectaculares interiores de la Sagrada Familia de Barcelona. [Digital Grotesque vía Creators Project]