La New Horizons se encuentra ya en el tramo final de su viaje hacia Plutón, en los confines mismos del Sistema Solar. No va despacio, recorre unos 1,6 millones de kilómetros por día y ya nos ha mandado algunas fotos (borrosas) del planeta. Un planeta que esconde toda una miríada de secretos y curiosidades esperando ser descubiertos.

Sí, es un planeta enano (y debe serlo)

Es uno de los apartados más polémicos en torno a Plutón y uno de los más populares. Cuando New Horizons abandonó la Tierra, Plutón todavía conservaba su status de planeta, pero el descubrimiento de Eris, que tiene un 27% más de masa, en 2005 provocó que en 2006 la Unión Astronómica Internacional lo catalogase junto a varios cuerpos celestes más como “planeta enano”.

Advertisement

Aunque muchos siguen considerando a Plutón un planeta, sobre todo por motivos sentimentales (sobre todo porque lo aprendieron en la escuela catalogado como un planeta), la realidad es que si lo considerásemos como tal otros cuerpos celestes como Eris también deberían serlo, alargando los 9 planetas originales hasta una lista mucho, mucho más larga. Se calcula que en el cinturón de Kuiper, donde se encuentra, hay otros 1000 planetas enanos más.

Con la New Horizons probablemente aprendamos mucho más sobre la composición y el comportamiento de los planetas enanos, sea Plutón o cualquier otro similar. La mayoría tienen un núcleo de roca cubierto por hielo.

Venetia, la niña de 11 años que le puso nombre

Cuando fue descubierto de manera oficial por el Lowell Observatory en 1930, la noticia fue telegrafiada rápidamente por todo el planeta causando furor. Cuando llegó la hora de ponerle nombre (hasta entonces se conocía como Planet X) comenzaron las diputas. Algunos de los nombres sugeridos fueron Zeus, Percival y Constanza, pero fueron desechados rápidamente.

Fue finalmente la propuesta de una niña británica de 11 años, Venetia Burney, la que sugirió el nombre a la bibliotecaria de su escuela y que a su vez se la propuso a su abuelo. El abuelo tenía algunos conocidos en el Lowell Observatory y estos acogieron el nombre con gran entusiasmo.

Advertisement

Poco después, y aunque no está confirmada la relación directa, Walt Disney usaría el nombre en una de sus creaciones más famosas, el perro Pluto.

El planeta de Hades, el dios del inframundo

Aunque no es algo exclusivo de Plutón, ocurre con la mayoría de planetas, su nombre varía mucho en algunas regiones del mundo.

Por ejemplo, en japonés se traduce como “Estrella del Rey Dios del Inframundo”. Los chinos, coreanos y vietnamitas utilizan una palabra similar. En algunos lugares de India se conoce como Yama, el guardián del infierno. En Polinesia también recibe el nombre del dios del inframundo Whiro.

Pluto era el dios de los infiernos en la mitología clásica, también conocido como Hades.

Tiene 5 lunas ¿Y alguna más?

Plutón tiene cinco lunas conocidas: Caronte, Nix, Hydra, Cerberos y Styx. Con la New Horizons esperamos saber mucho más acerca de las mismas y sobre todo descubrir si son sólo 5 o si hay alguna más escondida y con características particulares que, debido a lo inmenso de las distancias, todavía no hayamos encontrado.

Advertisement

Eso lo posibilita, en parte, los sensores de New Horizons, en el momento de máxima proximidad (“sólo” unos 10.000 kilómetros) podremos ver la superficie del planeta con la misma calidad y precisión con la que hoy Google Maps nos muestra los tejados de algunos edificios modernos. De momento, y a tenor de las primeras fotografías que ha tomado la sonda, parece que la superficie es de un color anaranjado.

Lo más probable es que descubramos géiseres de hielo e, incluso, pequeños depósitos de materia orgánica, según la NASA.

Es más pequeño que la Luna, pero no sabemos cuánto

A veces cuesta hacerse una idea de lo increíblemente pequeño que es Plutón y de lo lejos que está. Es más pequeño, incluso, que nuestra propia Luna, tiene un tercio de su volumen y un sexto de su masa total, aproximadamente.

Advertisement

Ese aproximadamente ya nos indica parte del problema, su tamaño y su masa han ido variando con el paso de los años, y Horizons probablemente nos de una imagen mucho más precisa.

Su órbita dura un cuarto de milenio, y no acabamos de entenderla

La órbita de Plutón dura 248 años terrestres, y es mucho más excéntrica de lo que, teoría mediante, debería ser. Además está inclinada, lo que implica que una pequeña fracción de esa órbita pasa aún más cerca del Sol que el propio Neptuno (y durante ese período lo “adelanta” en el orden plantas con respecto al Sol).

La última vez que Plutón estuvo donde se encuentra ahora mismo, la declaración de la Indepencia de Estados Unidos estaba por firmarse, la producción de energía eléctrica iba a dar sus primeros pasos y nos faltaban por inventar aún artículos tan esenciales como la bombilla o el coche moderno con motor.

Advertisement

El período de rotación sobre sí mismo es de 6,4 días terrestres y sus características propician que haya dos estaciones extremas, en los solsticios un cuarto de su superficie siempre mira hacia el Sol y otro cuarto está sumido en completa oscuridad.

Con todo, no podemos calcular de manera 100% precisa su órbita porque hay varias variables, particulares en el cinturón de Kuiper, que nos impiden estudiarlo con precisión. New Horizons probablemente también nos resuelva más de una duda en ese sentido.

New Horizons llegará al planeta enano a mediados de julio. Será un momento histórico en el que podremos saber, por fin, cómo es exactamente ese cuerpo celeste situados en los confines de nuestro particular hogar en el universo, el Sistema Solar.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)