Mapa de Mercator de 1569. Wikimedia Commons

Durante siglos se ha estado utilizando la proyección Mercator para las cartas náuticas. Un mapa que también había entrado en muchas escuelas para que los jóvenes entendieran la distribución de la masa terrestre del planeta. Boston ha decidido poner fin a este estudio distorsionado de la Tierra.

La noticia significa que los profesores de las escuelas públicas de Boston ya no enseñaran a través del mapa de proyección Mercator, ampliamente utilizado durante mucho tiempo para representar el planeta. De esta forma se convierten en los primeros en hacerlo de forma oficial en Estados Unidos.

Un movimiento que pone fin a más de cuatro siglos de representaciones controvertidas del mundo. Exactamente desde 1569.

La proyección Mercator

Indicatriz de Tissot en proyección Mercator. Wikimedia Commons

Ese año nacía una proyección cartográfica que llevaría el nombre de su creador, el geógrafo y matemático Gerardus Mercator. Lo novedoso en su propuesta del nuevo sistema de proyección era que las líneas de longitud eran paralelas, lo cual facilitaba la navegación por mar al poderse marcar la dirección de las brújulas con líneas rectas.

Advertisement

Desde el siglo XVIII el mapa ha sido ampliamente utilizado para las cartas náuticas y para trazar las rutas de rumbo constante como líneas rectas e ininterrumpidas. También se convirtió en la norma para los clases de muchos colegios o atlas. En realidad, se trata de un tipo de proyección cilíndrica tangente al Ecuador, y como tal, deforma las distancias entre los meridianos en líneas paralelas, es decir, que aumenta su ancho real cada vez más a medida que se acerca a los polos.

Por tanto, mientras que su mapa respetaba la forma de los continentes, no hacía lo mismo con sus tamaños. Para que nos hagamos una idea, en los mapamundi Mercator Groenlandia aparece aproximadamente del tamaño de África (y en realidad África es 14 veces más grande) o Alaska aparece similar a Brasil en tamaño (cuando Brasil es casi 5 veces más grande).

Siendo europeo, Mercator puso a Europa occidental en el mismo centro, y representó Norteamérica y Europa físicamente más grandes que Sudamérica y África, lo que obviamente no es cierto (de hecho, el continente africano es en realidad tres veces más grande que Norteamérica).

Sponsored

No sólo eso, también hace que las masas terrestres del Hemisferio Norte se vean mucho más grandes que las del Hemisferio Sur. Las siguientes imágenes sirven a modo de explicación en estos casos (entre el Mercator, el primero, y la Proyección Gall-Peters, el segundo).

Mercator. Wikimedia Commons
Gall-Peter. Wikimedia Commons

En 1989 aparecía Arno Peters, quién propuso la proyección conocida como proyección de Gall-Peters, una leve modificación de la cilíndrica equivalente de Lambert, como alternativa a la de Mercator.

Desde entonces, los críticos han argumentado que Mercator no es adecuado para representar el mundo completo debido a la distorsión de las áreas. Esta es la razón de que los atlas modernos ya no usen la proyección para mapamundis. Sin embargo, la proyección Mercator siguió siendo utilizada para regiones cercanas al Ecuador y en muchas escuelas.

Cambio de mapa

Indicatriz de Tissot con Gall–Peters

El cambio de rumbo en Boston, la primera ciudad en hacerlo oficial en Estados Unidos aceptando la proyección de Gall- Peters en las escuelas públicas, sigue el ejemplo de las Naciones Unidas, quien ha defendido el mapa como una representación más justa y menos eurocéntrica del mundo. Según han explicado a The Guardian varios profesores, el cambio ha sido fascinante para los alumnos:

Advertisement

Fue interesante ver a los estudiantes decir” Wow “y “¿en serio?, mira África, es más grande”. Algunas de sus reacciones fueron bastante divertidas, pero también fue sorprendente e interesante verlos cuestionando lo que pensaban que sabían.

Según explican los funcionarios de las Escuelas Públicas de Boston, no se trata sólo de mostrar a sus estudiantes los tamaños reales de los continentes, sino de ajustar los conceptos erróneos establecidos hace casi 500 años.

Advertisement

Aún así, la Proyección Gall-Peters no está exenta de controversia, ya que mientras Peters afirmaba inventarla, un mapa idéntico de un clérigo del siglo XIX, James Gall, fue descubierta poco después. Además, mientras que este mapa da una representación más exacta de la escala de las masas terrestres del mundo, también tiene sus propias distorsiones. Pensemos lo realmente difícil que es encajar una esfera sobre una superficie plana sin deformar ciertas características. Pero como explican los profesores:

Es un comienzo. Tal vez podamos ser un ejemplo para otros distritos escolares. La proyección de Mercator es una representación simbólica que sitúa a Europa en el centro del mundo, y cuando continúas mostrando imágenes de los lugares donde el patrimonio de la gente tiene raíces que no son exactas, eso tiene un efecto.

[The Guardian vía ScienceAlert]