Cuando supimos que en total había 10 Terabytes de datos filtrados tras el ataque masivo a Sony enseguida supusimos que la cosa no se iba a quedar en 5 películas distribuidas por The Pirate Bay y unos cuantos documentos internos. Durante la pasada semana hemos visto filtraciones que van desde la ridícula carpeta llamada "Contraseñas" con, efectivamente, contraseñas y datos de acceso a los alias y nombres clave que Sony utiliza para preservar la privacidad de sus estrellas.

Pero lo más grave es que el torrente de datos se ha convertido en un goteo que por el momento no tiene señales de acabar. Lo último han sido una serie de documentos que detallan desde los números de teléfono de estrellas como Brad Pitt, Jonah Hill o Julia Roberts a la popularidad y niveles de aceptación en determinados mercados para algunos actores como Tina Fey o Will Ferrell.

En la filtración van incluidos también guiones de futuras películas de Sony como Mall Cop: Blart 2, Goosebumps (adaptación de los populares libros para niños de R. L. Stine), The Wedding Ringer y la siguiente película de Seth Rogen después de The Interview, titulada Sausage Party.

Hay también estudios de mercados sobre la adaptación al cine de Angry Birds que detallan cómo diferentes audiencias perciben la marca. Angry Birds se ve como algo "Popular" y "Excitante" pero no como algo que tenga buenas historias alrededor. Divertido, por cierto, ese "Aburrido" al lado del malogrado Farmville.

Advertisement

La duda ahora mismo por tanto es cuánta información relevante está escondida entre esos 10 terabytes de datos y cuánto más va a tardar en salir. La evolución de las consecuencias del ataque ha ido escalando de grave a muy grave para pasar directamente a una pesadilla. Hasta el momento, las respuestas y el modo de manejar la crisis en Sony, dejando a un lado que para muchas cosas están en la impotencia más absoluta, ha sido bastante mediocre. [vía: Fusion]

¿Eres empleado o ex-empleado de Sony Pictures Entertainment en España, Latinoamérica o EE.UU.? Si quieres comentarnos algo sobre las filtraciones, puedes contactarnos de forma confidencial en es.@gizmodo.com.

Imagen: Andrea Raffin/Shutterstock