El cierre de The Pirate Bay está dejando una estela de noticias y reacciones muy reveladoras. La última: el intento de majors como Universal, Sony y Warner de obligar a las operadoras del país a bloquear el acceso a The Pirate Bay y páginas de streaming de contenidos. Estrategias mafiosas de verdad.

La medida de obligar judicialmente a las operadoras a bloquear determinadas páginas web no es nueva. Si cuela, cuela. Por intentarlo que no quede. Eso es justo lo que Universal, Sony, Warner han intentado en Suecia, demandando al operador Bredbandsbolaget para que bloquee el acceso de sus clientes a The Pirate Bay y el portal de streaming Swefilmer.

Advertisement

Ahora, tal y como adelanta TorrentFreak, el operador Bredbandsbolaget ha enviado al tribunal su postura respecto al caso con una respuesta que le honra: se niega a bloquear el acceso a ninguna página. En su respuesta, el ISP alega que su trabajo es ofrecer a los clientes acceso a Internet, no controlar lo que hacen con ese acceso ni qué contenidos visitan o comparten. "Bredbandsbolaget no bloquea contenido o servicios en base a peticiones individuales de compañías. No hay obligación legal para un operador de bloquear The Pirate Bay o Swefilmer". Aplausos.

Por utilizar la (siempre útil) analogía de la autopista: imagina que la policía pidiera a las compañías constructoras de las autopistas que, además de construirlas, controlaran luego quién circula por ellas y qué coches sobrepasan el límite de velocidad. Y que encima intentara obligarles judicialmente a hacerlo. No, no es su trabajo. Su trabajo es construir y mantener autopistas. El trabajo de los ISPs es construir, mantener y mejorar sus redes de acceso, no hacer de policías al servicio de los intereses económicos de las grandes productoras.

Ahora que The Pirate Bay está cerrada y que el operador sueco Bredbandsbolaget no tiene a quien bloquear, habrá que ver en qué acaba el el caso. Probablemente Universal, Warner y compañía le pedirán que bloquee a sus clones. Es la historia de nunca acabar. Pero una que muestra muy bien hasta dónde llega la industria de los contenidos para luchar contra la piratería. Luchar contra la piratería está muy bien. Pero hacerlo con estrategias de presión y demandas judiciales a las operadoras sin ningún sustento legal solo tiene un nombre: mafia empresarial. [vía TorrentFreak]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)