Vamos ya cuesta abajo hacia el final de 2014. Estos 356 días nos han traído películas de fantasía y ciencia-ficción excelentes, y otras que nuestro cerebro todavía intenta borrar. Permitidnos tomar prestado el título del mítico spaghetti western para hacer un repaso por lo mejor, lo peor y lo más feo del año en cine.

Las buenas

No siempre una buena película nos tiene que gustar, ni tiene por qué hacernos pensar sobre de dónde venimos y a dónde vamos. Simplemente hay que reconocer cuándo estamos ante un trabajo bien hecho, y estas películas son buen ejemplo de ello. (Los films no siguen ningún orden de mejor a peor o similar)


Interstellar

¿Es interstellar una buena película? Si preguntas por ahí no te aclararán nada. Hay quien dice que es la obra maestra de Nolan y un clásico instantáneo de la talla de 2001: Odisea en el espacio. Hay quien dice que es el tostón más pretencioso e infumable del director hasta la fecha. Lo único claro es que, si amas la ciencia-ficción, es imperdonable que no la veas y saques conclusiones por ti mismo. Además tiene muy buen trasfondo científico.

Guardians of the Galaxy

Cuando voy a ver una película como esta, lo que quiero es que me entretengan. En ese sentido, Guardianes de la Galaxia saca un 11 sobre 10. Es ágil, tiene ritmo, empatizas muy rápidamente con los personajes, y derrocha simpatía y sentido del humor. No pasará a la historia del cine por su profundidad existencial, pero tampoco necesita nada de eso.

Big Hero 6

No es el devastador asalto emocional a la yugular de Up, pero Big Hero 6 consigue, a su manera, hacernos soltar una lagrimita en un par de ocasiones sin resultar blandengue ni querernos dar lecciones vitales. De esas películas que hacen que te presentes voluntario a llevar a los sobrinos al cine solo para poder volverla a ver.

Captain America: The Winter Soldier

Marvel ha logrado algo que era muy difícil. Ha logrado hacer que nos interesen las aventuras de un superhéroe bastante ridículo sobre el papel: con poco poder, santurrón, y ataviado con la bandera estadounidense. La segunda entrega de Capitán América nos embarca en una montaña rusa de acción casi perfecta. Como en la montaña rusa, sabemos lo que va a pasar todo el rato, pero nos encanta levantar los brazos en la siguiente bajada. No es una obra de arte, pero está muy bien hecha a nivel de ritmo y narrativa, y cuenta con algunos momentos memorables.

The Babadook

Miedo del bueno es lo que nos ofrece este film australiano que barrió en el Festival de Sundance. The Babadook es una historia de terror diferente, sin vísceras ni torture porn. Es un relato que comienza metiéndonos miedo con algo muy convencional, para irnos sumergiendo en un terror distinto y mucho más profundo. Angustiosa.

Snowpiercer

Ultraviolenta y claustrofóbica, pero no con excesiva violencia física, sino con una de esas violencias psicológicas que te deja mal cuerpo por lo que cuentan, no por lo que hacen. Quizá al final se desinfla un poco, pero en líneas generales se agradece un film al que le da igual inquietar al espectador o dejarle con más preguntas sobre la cruel naturaleza del ser humano de las que le gustaría.

Only Lovers left Alive

No es la típica película de vampiros (probablemente porque es una producción anglo-alemana, no estadounidense) sino un estudio sobre la relación entre dos personajes que tienen la particularidad de que (casualidades de la vida) son vampiros. Tilda Swinton y Tom Hiddleston están enormes, y la música tiene su punto.

Under the skin

Olvida todo parecido con Species. Scarlett Johansson interpreta a una extraterrestre que va por ahí seduciendo y consumiendo hombres, pero ahí acaba todo parecido. Esta película es extraña, intimista e inquietante. Más un drama con una excusa de ficción que otra cosa.

Edge of Tomorrow

Tuvo tan poco éxito que hasta le retocaron el nombre a ver si vendía algo más en el mercado doméstico, pero hay algo en esta película que la hace disfrutable. El guión, aunque previsible una vez desvela sus cartas, no es malo del todo. Además, resulta divertido ver a Tom Cruise atrapado en su peculiar día de la marmota. Su peor pecado es que le falta lo que a Oblivion le sobraba: personalidad y estilo visual. Sin duda podía haber sido mucho más, pero es una buena película.

Her

Un escritor solitario, una inteligencia artificial solitaria... ¿Qué puede salir mal?. Spike Jonze y Joaquín Phoenix consiguen cuajar una inusual historia de amor con un comienzo que más bien parece de comedia boba. Quizá no es tan redonda como debería, pero es una buena película romántica de ciencia-ficción, y eso es un tesoro poco habitual.

Las feas

No es que sean malas ni mucho menos, pero nunca llegarán a ganar el primer premio de la taquilla. Simplemente tienen una belleza exótica, o son más difíciles de ver de lo normal, o tienen problemas de conducta. Algunas tan solo requieren tener el estado mental adecuado, o unas cuantas copas en el cuerpo.


Robocop

Sabemos lo que vais a decir, que no supera al clásico de Verhoeven, pero Robocop no es una mala película en absoluto. Vive con la desgracia de tener que medirse con un mito, pero no queremos tratarla tan injustamente. Si el Robocop de 1987 nunca hubiera existido, estaría en la lista de mejores películas del año, y lo sabéis. Por cierto, esta frase no es aplicable al remake de las Tortugas Ninja (ver más abajo).

Zombeavers

Hay películas tan malas, que son excelentes. Esta es una de ellas. Castores zombie. No necesito decir más. Todos los tópicos canónicos del cine de serie Z más cutre desde el primero hasta el último. También es desagradable, sangrienta y no tiene ningún rigor (ni vergüenza propia o ajena). Tan solo hazte con una caja de tus cervezas favoritas, varios amigos, y prepárate para reír a carcajadas. Recomendada si te gustan cosas como Zombies Nazis, Sharknado u Ovejas Asesinas (excelentes todas).

Maléfica

Me resisto a considerar Maléfica una mala película. Es una película sobre la bruja malvada de la bella durmiente de Disney. En serio, ¿qué esperábais? ¿10 Oscar de la academia? Angelina Jolie parece que ha nacido para hacer de bruja malvada. Solo por verla de esa guisa ya merece la pena. La película está demasiado saturada de color, de personajes y de buenas intenciones, pero yo le daría una oportunidad al film y a su director, que para eso era su ópera prima.

As above so below

Este film sigue los pasos de la bruja de Blair y cuenta las supuestas andanzas supuestamente reales de un grupo de arqueólogos que investiga las catacumbas hechas con huesos en el subsuelo de París y liberan lo que no deben. No es una obra maestra, pero al menos intenta no basarse en el clásico monstruo-devora-adolescentes-idiotas e intenta ir por derroteros más enrevesados. Tiene un pase, y nos gusta que grandes estudios como Legendary-Pictures se atrevan a hacer cosas de tan bajo presupuesto.

Coherence

Un suceso astronómico provoca un extraño caos de realidades alternativas en un pequeño pueblecito. Los protagonistas son ocho amigos que, en mitad de una cena y sin previo aviso, tienen que lidiar con realidades que no estaban ahí hace un minuto. Aunque parece que estamos ante una película de terror, no lo es. Roza más el drama con ribetes de ciencia-ficción dura. También es el primer trabajo de su director, James Ward Byrkit. Es una película rara, pero muy recomendable.

I Origins

Tuvo muy buenas críticas en el festival de Sundance, y lo cierto es que no está nada mal, aunque se diría que su director, Mike Cahill, acaba mordiendo más de lo que puede tragar para ser su segundo film. No llega a entrar entre las mejores, pero su propuesta (Un científico que estudia la fisonomía del ojo tratando de probar una teoría sobre la evolución humana) es realmente original. Merece un pase.

The Boxtrolls

Si te gustó la genial Los mundos de Coraline o Paranorman, sencillamente no te puedes perder esta delicia rodada en animación mediante stop-motion. Quizá el guión no sea nada del otro mundo, pero es una obra de arte desde el punto de vista visual.

The Book of Life

Recomendamos esta por la misma razón que la anterior, y porque está implicado nuestro querido Guillermo del Toro. The Book of Life está llena de encanto de principio a fin, y la estética basada en el Día de Muertos y las leyendas mexicanas es maravillosa. No está entre las feas porque sea fea ni mucho menos, sino porque seguro que no la prestan tanta atención como a Big Hero 6 o Como entrenar a tu Dragón 2, y merece la pena verla.

Autómata

La estética de esta producción de Gabe Ibáñez es bestial, y el punto de partida argumental no es nada malo. Quizá el problema sea el guión, o el ansia por intentar meter tantos clichés de la ciencia-ficción. El resultado se queda un poco en tierra de nadie, pero es un excelente plan B si ya no sabes qué ver.

Safety not Guaranteed

Cerramos la lista de patitos feos a los que hay que querer con una película muy recomendable. Es excéntrica, ingeniosa y divertida, pero no de carcajadas, sino de hacerte sonreir de manera a veces agridulce. ¿El punto de partida? Tres periodistas cínicos y a vuelta de todo acuden al reclamo de un anuncio en el que alguien busca compañero para emprender un viaje en el tiempo.

Las malas

No hay salvación para estas películas. Incluso aunque las hayas disfrutado, tienes que reconocer que es un placer culpable. Algo en ellas es maligno y merece la llama eterna del infierno del cine o un premio Razzie. Lo que llegue antes.


Hércules

Casi puedo imaginarme el brainstorming de esta película: "Vamos a hacer una película de Hércules, pero en vez de hacer un peplum con esqueletos de Ray Harrihausen, vamos a ponernos profundos y vamos a hacer una película mitológica sin mitología. Para protagonista de esa profunda reflexión sobre la naturaleza de la violencia, escojamos a un actor que destaque por sus dotes interpretativas. ¡The Rock es nuestro hombre!".

Godzilla

¡Spoiler Alert! Deja de leer si no la has visto. En serio, último aviso. Vale. Brian Cranston se muere. Se muere casi al principio, y la película ya no se recupera de ese mazazo. Yo creo que el genial actor se olía el desastre y pidió que cambiaran el guión para hacer un discreto e inteligente mutis por el foro. Cuando desaparece, el único personaje interesante que queda es Godzilla, pero el que escribió sus líneas de diálogo debía de odiarle y lo único que dice es RRRRRRAAAAWWWWWRRR. Aún así, su conversación es más interesante que la del resto de los protagonistas humanos de la película. Si en vez de a Aaron-Taylor Johnston hubieran puesto una patata cruda vestida de militar la película no hubiera cambiado un ápice. Ni una pizca de sal.

Transformers: Age of Extinction

Si ya viste Transformers: Dark side of the moon, es lo mismo, pero esta vez profanando la memoria de los Dinobots. La franquicia no cambia un ápice. Quizá tiene menos humor para menores de tres años y la acción es un poco más inteligible, pero el guión es como mirar un enorme vacío llamado Michael Bay que te devuelve la mirada. Es la primera película en la que puedo decir que una de las mejores cosas era Mark Whalberg. Imaginad el resto.

Teenage Mutant Ninja Turtles

Yo lo intenté. Intenté dejar a un lado las incoherencias continuas del guión. Intenté obviar que los diálogos son forzados y poco graciosos. Intenté fijarme en la pantalla muy fuerte a ver si era capaz de distinguir a humano de quelonio en las escenas de acción. Cuando casi lo conseguía, volvían a aparecer esas tortugas con Cara de bebé mutante de la Troma y me devolvían al Valle inquietante. Espeluznante a todos los niveles.

Drácula Untold

La idea no era mala: contar la historia del hombre que se convierte en el legendario Drácula. Lamentablemente, explicar las motivaciones de uno de los monstruos más sanguinarios de la historia acaba domesticando al personaje y privándolo de toda la ferocidad que pudiera tener. El resultado es una especie de El señor de Los Anillos venido a menos. Buen intento, pero no.

I, Frankenstein

Pero ¿qué les han hecho los mitos de la novela de terror europea a los productores de cine de Hollywood? ¿Por qué esa obsesión enfermiza por transformar todo en una película de guantazos sobrenaturales? ¿No hemos sufrido ya bastante con el Van Helsing de Hugh Jackman o Hansel y Gretel: Cazadores de brujas? Metan al Zorro, al rey Arturo y a los Ninjas de una buena vez y acaben con nuestro sufrimiento.

The Hobbit: Battle of the five armies

Sentimos en el alma tener que meter esta película aquí, pero ya está bien, Peter. Te has pasado diez comarcas. Nos queda el consuelo de que el señor Jackson ha descartado hacer más barbaridades con la obra de Tolkien, así que nos libraremos de una posible pentalogía musical sobre El Silmarillion. No nos malinterpretéis. El hobbit hubiera sido una película excelente... si hubiera sido un único film de tres horas. El cine también es una cuestión de ritmo y de saber cuando dejar de añadir metraje a una escena, y Jackson claramente ha olvidado cómo hacerlo.

The Amazing Spider-man 2: Rise of Electro

Cuando creíamos que Tobey Maguire no podía hacer más blandito a nuestro amistoso vecino, viene Andrew Garfield en esta segunda entrega y se pasa toda la película poniendo carusa de perrito maltratado. No es para menos. Es un poco duro tener que pegarle al Electro más patético y lamentable de la historia del cine. Sony, depón las armas y cede los derechos del trepamuros a Disney. Último aviso.

Lucy

Esta película nos enfada doblemente porque lo tenía todo para ser un peliculón. Tenía a Scarlett Johanson dando piruetas y repartiendo leña, y tenía a Morgan Freman haciendo de Morgan Freeman (no necesita hacer más). Lamentablemente, tuvieron que basar todo el argumento en uno de los conceptos pseudocientíficos menos creíbles de la historia y lo estropearon todo. Ahora vivo con el miedo a que saquen Lucy 2 basada en una súper droga homeopática.

Divergent

Dudábamos entre cerrar la lista infernal con The Maze Runner o esta. Las dos son adaptaciones de novelas juveniles. Puede que al público adolescente les enganche, o quizá es que estamos demasiado viejos para ese tipo de cine. Divergente es previsible, blandita, insípida, y nada original. Se inspira claramente en The Hunger Games (que ya de por sí no es ninguna maravilla) sin superarla.


Probablemente se os ocurran muchas otras películas que no están aquí, o no estáis de acuerdo con la clasificación. Meteríamos The Hunger Games III, Part I, Ep. 2, v2.016, versículo 19: Sinsajo, pero no queremos hablar de películas sin terminar. Podríamos hablar de The Maze Runner, pero es tan sosa que nos da infinita pereza. No obstante, seguro que hay alguna que se nos escapa y que debería estar en esta lista, o no. Somos todo oídos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)