Las nanopartículas que convierten cualquier agua en potableS

Uno de los campos de la nanotecnología donde más se ha investigado es en el de usar micropárticulas de sustancias como el dióxido de titanio como agentes limpiadores del agua. Los nano-carroñeros (nano-scavengers), que es como se denomina a estos agentes químicos, son capaces de destruir bacterias o de adherirse a contaminantes para hacerlos desaparecer del agua. El problema viene cuando hay que deshacerse de los nano-carroñeros.

Durante mucho tiempo se ha tratado de separar estos agentes mediante magnetismo, añadiendo óxido de hierro a las nanopartículas. El problema es que este método no eliminaba los suficientes nano-carroñeros, dejando el agua no apta para el consumo humano.

Ahora científicos de la Universidad de Stanford han desarrollado un método que sustituye el óxido de hierro por un material sintético. Este material integra dos capas de distinta polaridad que se alinean al aplicarles un campo magnético.

En la práctica, el método permite eliminar el cien por cien de las nanopartículas. Los investigadores de Stanford han logrado con este sistema limpiar el agua de bacterias E-Coli. El siguiente paso es crear nano-carroñeros capaces de lidiar con diferentes contaminantes.

[Universidad de Stanford vía Geek]

Fotos: Mingliang Zhang (Universidad de Stanford)