El mercado de dispositivos conectados para el hogar es muy jugoso como para dejar a Philips campar a sus anchas. LG quiere su parte también en lo que respecta a iluminación, y acaba de lanzar unas peculiares bombillas conectadas al móvil que exhiben un interesante abanico de funciones.

Las bombillas se conectan mediante WiFi o Bluetooth, y su intensidad se puede controlar en remoto mediante una app para iOS o Android. Sin embargo, los trucos no acaban ahí. Desde el móvil pueden programarse para que se enciendan simulando que estamos en casa. También puede activarse una función para que reaccionen al ritmo de la música (solo en Android), o para que lancen destellos en cualquier punto de la casa cuando recibimos una llamada.

Advertisement

Las bombillas inteligentes consumen solo 10 vatios y equivalen a una bombilla tradicional de 60 vatios. De momento no hay información sobre si saldrán de Corea del Sur, donde se han puesto a la venta por unos 32 dólares cada una. [LG]