Finalmente y después de muchos rumores y supuestas filtraciones, Sony presentó la nueva versión de su consola PlayStation 4. La PS4 Pro tiene mayor potencial y algunas características que la diferencian del modelo original, pero, ¿vale la pena que comprar una? ¿Incluso si ya tienes una PS4 original? Eso depende de varios aspectos.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que la PS4 Pro no es una nueva generación, es sencillamente una versión más potente y en cierto modo avanzada de la PlayStation 4 de toda la vida. Ambas consolas van a coexistir sin problemas, y el mismo catálogo de juegos estará disponible tanto para la PS4 Pro como para la PS4 original (o la nueva Slim, que reemplazará al modelo que salió a la venta a finales de 2013).

Advertisement

Advertisement

La PS4 Pro cuenta con algunas mejoras principales: cuenta con un disco duro de 1 TB, una mejor CPU, más memoria RAM y mejor GPU, que le permite reproducir vídeo en 4K y escalar los videojuegos a esta resolución, además de tener soporte para HDR en los juegos.

Por otro lado, existen dos puntos muy importantes a considerar: la PS4 Pro no cuenta con un lector de BluRays 4K, y todas las versiones de PS4 contarán con soporte a juegos en HDR gracias a una actualización de software.

Teniendo eso claro, podemos listar las situaciones que podrían llevarte a comprar una PS4 Pro. La verdad es que hoy por hoy la consola no es para todos, y representa una verdadera alternativa, más no la compra ideal en todos los casos.

Tu televisor o monitor lo va a aprovechar

Este es el punto más importante de todos. Si tu televisor no es 4K, o si no piensas hacerte con un televisor 4K pronto (al menos en los próximos dos años), el apartado gráfico de esta consola no justificará su compra. Al fin y al cabo, no podrás aprovechar el streaming a 4K o ni siquiera el HDR, dependiendo del televisor que poseas.

Sponsored

Porque el HDR es una de las funciones más importantes de la nueva PS4 Pro (y en general de todas las versiones de PlayStation 4), incluso me atrevo a decir que más que el 4K. Si tu televisor o pantalla es compatible, el HDR ofrecerá mucho más realismo a los juegos, mejores colores e iluminación de escenarios en los juegos. Es un salto enorme en el apartado visual, incluso para juegos viejos que le den soporte.

Ahora, si posees un televisor o pantalla 4K, o un HDTV con una resolución de alta gama, tus juegos se verán maravilloso. Sony publicó un vídeo con el que intentaba probarlo, pero si no tienes una pantalla 4K donde verlo pues no sabrás de lo que te pierdes.

Tu conexión de Internet lo soporta

Dependiendo de donde vivas y lo que estés dispuesto a pagar podrás gozar de una mejor o peor conexión a Internet (siendo en mi caso lo segundo). Si tu ISP te facilita un ancho de banda generoso podrás aprovechar el streaming en 4K de Netflix y YouTube, lo cual irá de la mano a la perfección de una PS4 Pro y, por supuesto, un televisor o monitor con resolución acorde.

Tu principal interés es la realidad virtual

Sony no ha dado mucha información al respecto, pero no es de locos pensar que si la PS4 Pro cuenta con mejor CPU y GPU que la PS4 original (y la Slim), esto quiere decir que la realidad virtual podría verse aún mejor en esta consola, usando las gafas PS VR de la compañía.

Las PS VR serán compatibles con todas las versiones de la PlayStation 4, pero si tu principal interés es la experiencia virtual, podrías querer hacerte con una PS4 Pro.

No tienes una PlayStation 4

Si cuentas con un televisor o pantalla de resolución acorde y no tienes PlayStation 4 todavía, la PS4 Pro sería una opción mucho más atractiva para ti. Sobre todo cuando la diferencia de precio con la versión Slim es de apenas 100 dólares o euros.

Advertisement

Advertisement

Al final, la decisión depende de tus necesidades y estos aspectos. Pero en general recuerda siempre: no hay necesidad de dramas, las diferentes versiones de PS4 van a coexistir juntas.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.