Los fabricantes de neumáticos han entrado en una pequeña batalla para ver quién es el primero en estrenar ruedas sin aire en coches convencionales. En el salón del motor de Tokio esta semana, Bridgestone ha mostrado finalmente un nuevo modelo de rueda sin aire que funciona en vehículos grandes. Nunca se pincha, es más resistente y casi no requiere mantenimiento.

Hasta ahora Bridgestone había mostrado modelos de ruedas pequeñas, útiles solo para vehículos reducidos, como coches de golf y similares, pero ahora va a por todas con un nuevo modelo de mayor diámetro y capaz de soportar velocidades de casi 65 km/h. No, no es mucho, pero es un paso más.

La nueva rueda sin aire de Bridgestone demuestra que la compañía está comprometida con la idea. Igual que Michelin, que tiene su propio modelo. Y no son los únicos. El fabricante Hancook ha diseñado i-Wheel (debajo) que, además de no pinchar nunca, es más ligera, reciclable en un 95%, y absorbe mejor los impactos de baches y objetos. Es decir, la conducción al final es más cómoda, segura y silenciosa. No es probable que veamos vehículos comerciales con este tipo de ruedas el año que viene, pero ¿en dos o tres años? Probablemente. [Bridgestone vía Fareastgizmos]