Oscar Isaac es famoso por su afición a bailar durante los rodajes, y X-Men: Apocalypse no es una excepción. Los movimientos del actor se unen a comentarios jocosos de Michael Fassbender y todo tipo de equívocos en ocho minutos de gloriosas tomas falsas.

Problemas con los ciervos usados en una escena, problemas con los tacones de Moira McTaggert, Storm asustándose de su propia forma de volar, el profesor Xavier sorprendentemente procaz, y Mystique pidiendo comida todo el rato. Después de ver el vídeo, a uno se le queda la sensación de que los protagonistas del film tienen talento más que de sobra como para haber rodado una parodia de los X-Men. Es una idea que dejamos sobre la mesa, Bryan Singer. Un musical tampoco estaría mal siempre y cuando incluyas a Fassbender, a McAvoy y a Isaac. [vía Movieweb]