Primero la mala noticia: LastPass ha sufrido un ataque y es buena idea que cambies tu contraseña principal de entrada ahora mismo. La buena es que, según lo que informa la compañía, el resto de contraseñas almacenadas en el populaer servicio no se han visto afectadas.

La compañía ha detectado un ataque en el que se ha robado información básica como las direcciones de correo, las direcciones de servidor o los recordatorios de contraseñas. La información cifrada en la que los usuarios almacenan todas sus contraseñas no se ha visto comprometida.

Advertisement

La información sustraída no debería ser suficiente como para robar una acuenta o acceder a ella de inmediato, pero en LastPass no quieren correr riesgos, y por eso han solicitado a sus usuarios que cambien su contraseña maestra por simple precaución. Si tienes activado el sistema de doble verificación estarás más a salvo, pero mejor no correr riesgos. Si aún no tienes activada la doble verificación, hazlo cuanto antes. [vía LastPass Security Notice]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)