Lenovo ha lanzado en el CES 2015 un extraño intento por competir contra Pebble. Sus virtudes serán muy parecidas: larga duración de batería (una semana o más), una pantalla ligeramente curvada y un diseño sobrio y elegante. Por desgracia, ahí acaba todo lo bueno.

Mientras que Pebble monta una pantalla de LCD la del Vibe Band es 100% de tinta electrónica, lo que se traduce no sólo en una calidad final sensiblemente peor, sino que además, como ya vimos con la SmartBand Talk de Sony, con efectos tan molestos como el ghosting: pequeños restos en la pantalla de lo que se estaba mostrando justo antes.

No tendrá, tampoco, el mismo vibrante ecosistema de aplicaciones, en parte porque no ha estado ahí el primero (al contrario que Pebble) y en parte porque evidentemente no lleva Android Wear. Uno de esos extraños experimentos que nos toca ver invariablemente cada CES y del que es muy probable que apenas volvamos a oír en lo que queda de año.


¿Quieres estar al tanto de todas las novedades presentadas en el CES 2015 de Las Vegas?Sigue toda nuestra cobertura aquí, bajo la etiqueta "CES 2015".

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, FacebookoGoogle+ :)