Sí, habéis leído bien. No hemos vuelto atrás en el tiempo hasta la era de los Netbook. La última propuesta de Lenovo en materia de ordenadores portátiles es el Ideapad A10, un laptop con Android 4.2 como sistema operativo único.

La propia Lenovo explica que, dada la creciente aceptación de Android como sistema operativo para trabajo y videojuegos, para qué vamos a utilizar un software distinto en nuestro portátil. Algo de razón no les falta. La arquitectura de procesadores ARM permite hacer un dispositivo fino y ligero. El A10 pesa menos de un kilo y su parte más gruesa es de 17,3 milímetros. En el interior lleva un procesador RK3188 basado en un ARM Cortex A9 de cuatro núcleos a 1,6GHz.

La pantalla del equipo es una 10 pulgadas táctil con resolución 1366 x 768, y puede abatirse hasta 300 grados para convertir el portátil en una especie de dispositivo multimedia de sobremesa. Lenovo, sin embargo, no quiere que confundamos el A10 con un tablet con teclado. Por eso ha modificado Android añadiendo un explorador de archivos, y una barra de tareas para gestionar aplicaciones con más comodidad. Según las especificaciones, la batería aguanta hasta 9 horas en reproducción de vídeo.

Advertisement

Por sus prestaciones, no parece que el A10 vaya a resultar especialmente caro aunque, de momento, no hay ni precio ni fecha de disponibilidad oficiales. No dejamos de preguntarnos que opinará Windows RT de todo esto. [Lenovo]