Diferenciarse hoy en día en el mundo de tabletas Android es casi tan complejo como en el de smartphones. Marca, precio, diseño y prestaciones son probablemente las 4 claves. Y Lenovo acaba de presentar una nueva tableta, el Yoga Tablet, que tiene un curioso detalle de diseño: un pie que alberga una batería y sirve para levantarlo y ver vídeos o trabajar más cómodo.

Es solo un detalle, pero es interesante. Ahora mismo los dos grandes modelos en tabletas Android son el Nexus 7 de Google y el Kindle Fire HDX. Sin embargo, opciones diferentes como este Yoga Tablet, que costará 229 euros/250 dólares para el modelo de 8 pulgadas y 299 euros/300 dólares para el de 10 pulgadas, pueden convertirse en una buena alternativa.

El Yoga Tablet viene con un cilindro en uno de sus laterales que no solo sirve para añadir el pie de sujeción, también incluye dentro una batería que, según Lenovo, lleva la autonomía del equipo a las 18 horas de uso. No está nada mal. Lo bueno del cilindro es que también ofrece un mejor agarre en algunas posiciones, por lo que la novedad de diseño es bastante original. Lo malo es que la tableta no la puedes poner en la posición que quieras, tiene tres posiciones definidas: de pie, inclinación intermedia e inclinado casi por completo, como se ve en esta imagen debajo:

Más allá de esta pequeña novedad, las tripas del Yoga Tablet son bastante convencionales. Ambos modelos, el de 8 y 10 pulgadas, vienen con Android 4.2 y cuentan con procesador de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 1GB de RAM, pantallas de resolución 1280 x 800 y 16GB de memoria (con microSD). Se podrá comprar por separado una cubierta teclado Bluetooth por 99 euros/dólares para trabajar con el equipo de forma más cómoda.

Advertisement

No hay fecha concreta de lanzamiento todavía, pero estará a tiempo para la campaña de Navidad. Ya tienes otra opción de tableta Android por la que mirar en las tiendas.