Imagen: Toru Hanai vía AP

Han pasado más de cinco años desde que el fuerte terremoto y el posterior tsunami de 2011 hicieran colapsar la central nuclear de Fukushima, pero los costes asociados a la compensación de las víctimas y la limpieza de la contaminación radiactiva y no han parado de crecer.

El gobierno de Japón anuncia ahora una escalofriante estimación de 20 billones de yenes (180.000 millones de dólares), el doble de lo que se barajaba y más de tres veces la estimación original ($50.000 millones).

Advertisement

Advertisement

La mayor parte del dinero se destina a las víctimas del desastre. La descontaminación de Fukushima es el segundo mayor gasto, especialmente por los costes de almacenamiento del suelo contaminado y el desmantelamiento de la central nuclear.

De acuerdo con la BBC, los japoneses todavía no tienen claro quién va a pagar por la limpieza. El gobierno de Japón ha prometido que será Tokio Electric Power, la compañía privada a la cual pertenece la central nuclear, pero los consumidores se podrían ver obligados a pagar una parte de los costes a través de sus facturas de electricidad más altas.

El poderoso terremoto de magnitud 9 y las enormes olas que le siguieron dejaron más de 18.000 muertos, decenas de miles de desplazados y más de un millón de edificios destruidos o dañados. La semana pasada, un terremoto de magnitud 7,4 volvió a golpear la prefectura de Fukushima. Fue una réplica del sismo de 2011. [BBC]