Los perros necesitan mucho ejercicio para estar contentos. Si tienes un amigo canino muy enérgico, y tú no eres de carácter deportivo, aquí te traemos la solución. Se trata de un vehículo de propulsión canina con el que puedes llegar a alcanzar velocidades de más de 30 kilómetros por hora.

Todo depende, por supuesto, de lo que a tu perro le apetezca ese día. La compañía que fabrica estos scooters ofrece el modelo basico con capacidad para un motor. El sistema, no obstante, es modular, y permite solicitar versiones con dos o tres motores caninos. Existe incluso un glorioso triciclo de tres motores con el que sentir la velocidad. En este último el tercer motor somos nosotros, que tampoco vamos a abusar de los pobres perros.

Una de las principales preocupaciones de Dog Powered Scooters es la seguridad del perro. El sistema de enganche del animal es un arnés dotado de amortiguación, de manera que nuestro amigo no sufrirá daños aunque frenemos bruscamente o cambiemos de dirección. El sistema también se ajusta a la altura del perro. El modelo básico de este trineo urbano no es barato. Cuesta 609 dólares. [Dog Powered Scooters vía TheDogs]