Hoy es como el día de Navidad para los astronautas de la Estación Espacial Internacional. La cápsula rusa Progress M28-M se ha acoplado con éxito a la ISS con los suministros que tan largamente estaban esperando. El éxito de la misión pone fin a una temporada de bastante incertidumbre para la ciencia.

El problema no ha sido tanto una cuestión de alimentación, sino de suministros científicos. Según la NASA, los astronautas de la ISS tienen comida suficiente como para sobrevivir hasta octubre incluso aunque no llegara ninguna nave de carga. El problema es que la pérdida de tantos vehículos ya estaba produciendo serios retrasos en la agenda de experimentos a bordo de la estación.

El primer golpe se produjo en octubre del año pasado, cuando una misión de abastecimiento a la ISS, organizada por la firma privada Orbital Sciences fracasó tras la explosión del cohete Antares segundos después del despegue. En abril de este año, una avería en una cápsula rusa Progress acabó con su carga quemándose en la atmósfera. El toque final lo puso la reciente explosión del cohete de SpaceX con una cápsula Dragon llena de suministros científicos.

Advertisement

Finalmente, la Progress que se lanzó hace dos días ha puesto fin a la ala racha y ha alcanzado su destino. Según la agencia rusa Roscosmos, el módulo se ha acoplado con éxito llevando un cargamento con oxígeno, combustible, equipos para experimentos científicos, suministros, contenedores con comida y agua, y algunos paquetes para la tripulación. [vía Roscosmos]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)