Cae la noche en Barcelona. Mientras se apaciguan las aguas tras un día de continuos lanzamientos y presentaciones es momento de hacer un repaso y analizar lo más relevante, curioso, extraño y sorprende que nos ha dejado la primera jornada (no oficial) del Mobile World Congress 2015.

Galaxy S6 Edge

Es el ganador indiscutible del día de hoy. Los lanzamientos en terminales Galaxy S de los últimos años habían tenido una acogida más bien mixta. No esta vez. El nuevo S6 convence más que ningún otro en años y su variante con borde curvado, el Galaxy S6 Edge, se perfila como el más popular de ambos.

Esos dos bordes curvos a un lado y otro de la pantalla son, quizá, una señal anticipada del futuro próximo. Un futuro donde la información y las pantallas no están limitadas por superficies planas, sino que se moldean y se adaptan.

HTC Re Vive

Si hubiésemos podido hacer algo más con el HTC Vive que únicamente saber que existe, es muy probable que estuviese ocupando el primer lugar en esta lista. Explicado de manera breve: HTC está preparando unas gafas de realidad virtual en una alianza con Valve. El resultado, a falta de que podamos probarlas dentro de poco, es muy prometedor.

Huawei Watch

Huawei ha preferido dejar a un lado los móviles en este MWC y centrarse en su lugar en lanzar tres wearables. Dos de ellos son experimento casi surrealista, el último es el más interesante y viene, cómo no, con forma de reloj. Con todo, tampoco nos convence.

El Huawei Watch es más interesante por algunos detalles en la hojas de características (como una densidad de 286 pixeles por pulgada) que por suponer un salto significativo con respecto a todo lo que ya habíamos visto en smartwatches con Android. Puesto lado a lado junto al Watch Urbane de LG, por ejemplo, las diferencias son mínimas.

LG Watch Urbane

No nos entusiasma, pero con junto al reloj de Huawei es lo más relevante en wearables que nos ha dado este primer día de Mobile World Congress. Sus principales defectos pasan por un cuerpo demasiado voluminoso y por no innovar demasiado con respecto a su predecesor, el LG Watch R. Es un buen intento, pero todavía está lejos de ese smartwatch perfecto, ligero y delgado que muchos ansiamos.

Huawei TalkBand B2

Se cuela en la lista más por experimento extraño que por mérito propio. La primera TalkBand tenía un pase, pero el nuevo modelo, tecnicismos aparte, no hay por dónde cogerlo. Es un híbrido extraño entre manos libres y medidor de actividad física que en cualquiera de sus variantes acaba dando como resultado algo que es más cómico que práctico.

Imagen: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)