Ha sido el primer día de E3 en mucho, mucho tiempo. Con esa afirmación llega una inevitable consecuencia: un torrente de juegos y novedades demoledor. Así que para poner un poco de orden en el caos, aquí va una primera criba, las mejores y las peores novedades de lo que llevamos de E3.

Nota: la división hace referencia tanto a la calidad final del juego o producto como a la manera en la que fueron presentados. Por ejemplo: El nuevo Tomb Raider es muy prometedor, pero después de un año y tanto bombo y platillo esperábamos algo más que unas cuantas cinemáticas hiladas, por ejemplo.

Lo mejor

  • Uncharted 4: A Thief’s End: El premio gordo, el momento en el que suena el gong y sabes, asumes, aceptas que Naughty Dog lo ha vuelto hacer. Y mejor que nunca. Uncharted 4 conserva intacto ese toque Indiana Jones algo más canalla con destinos exóticos y fascinantes. Queremos más.
  • Unravel: ¿Puede un juego asombrar a toda a una audiencia sin desplegar unos gráficos de infarto y en su lugar una jugabilidad adorable? Parece que sí. Unravel es la nueva y entrañable apuesta de EA. Recuerda mucho a Ori y pinta prometedor.
  • Halo 5: Guardians: Halo siempre ha sido sinónimo de ciencia-ficción bien hecha. Y ahora todavía más.
  • Dark Souls 3: De esos juegos que venden sólo con el título. Para bien y para mal.
  • Sea of Thieves: No sé que más se le puede pedir a un juego de piratas, con toques a lo Monkey Island, multijugador y desarrollado por Rare. Póngame 3.
  • El nuevo dashboard de la Xbox One: Muy, muy buena pinta.
  • Retrocompatibilidad en Xbox One: Debería haber estado desde el primer día. Pero más vale tarde que nunca.
  • Super Mario Maker: Una locura en el mejor sentido de la palabra.
  • Shenmue 3: 14 años más tarde y después de biblias y biblias de rumores por fin es oficial, aunque llegue en forma de proyecto de Kickstarter (que ya ha conseguido su objetivo). Ahora sólo falta que vuelva la Dreamcast (?).
  • Ghost Recon: Wildlands: Coge a 3 colegas y limpia el mundo de drogas es la mejor definición para lo nuevo de Ghost Recon, un juego absurdamente prometedor que quizá peca precisamente por exceso: parece demasiado bonito para ser verdad.
  • Need for Speed: vuelve un clásico y además toma prestadas (bien prestadas) algunas ideas de sus rivales directos, como Forza Horizon. Bienvenido sea.
  • Star Wars Battlefront: Sabíamos que volvía, pero ahora que hemos visto su primer gameplay queremos todavía más. Y en diciembre se estrena el episodio VII. 2015 es un buen año para ser un nerd.
  • Mass Effect: Andromeda: Pura acción y puro sci-fi. Conque le llegase a los tobillos a los anteriores entregas seguiría siendo suficiente. Promete.
  • El nuevo reproductor multimedia de la PlayStation 4: En cualquier aspecto que suponga “ir más allá” de jugar a un simple juego, la Xbox One arrasa sin piedad sobre PlayStation 4, así que es bueno ver que Sony se ha puesto las pilas y ha renovado el reproductor multimedia, que ahora soporta archivos MKV, entre otros.
  • Minecraft y Hololens: Si el futuro se parece a esto, póngame 3.

Lo peor

  • Rise of the Tomb Raider: Un año y sólo un gameplay con más cinemáticas que juego real. Meh. Por lo menos tiene fecha: 10 de noviembre.
  • Plant vs Zombies: Garden Warfare 2: ¿Necesita la humanidad otra versión más de Plant vs Zombies? Puede, quizá, pero desde luego no parece que vaya a ser esta.
  • Xbox Early Access: No acaba de funcionar en Steam, probablemente tampoco lo haga en consolas.
  • Las novedades de Assassin’s Creed Syndicate: Ubisoft sabe que los va a vender como rosquillas aunque sea un juego mediocre. Y sí, probablemente lo sea.
  • PlayStation Vita y Kinect: Entran en lo peor por todas las cosas que dijeron sobre ambas plataformas. Un momento, no dijeron nada. Pues eso.
  • Doom: ¿Un shooter donde sólo se avanza, no hay mecanismos de coberturas y la “única” satisfacción parece venir de despanzurrar las vísceras de demonios deformes? Ya no estamos en 2002.
  • Gears 4: años de espera, un gameplay tráiler decepcionante. Y todavía queda año y medio hasta que llegue a tiendas.
  • Gears of War Ultimate Collection: Reunir todos los Gears en un solo paquete como con Halo era demasiado, parece. Y encima lanzarán el resto con cuentagotas durante los próximos dos años. No.
  • Star Wars: Galaxy of Heroes: Hagamos un Hearthstone de Star Wars”. Otro más. Porque los 5 anteriores no funcionaron ¿Qué podría salir mal?.
  • Mando de Xbox One: Este no es malo, es agridulce. Es el mejor mando que han visto nuestros ojos para una consola. “Pero” cuesta $150 dólares.
  • The Division: The Division ha ido dejándose todo por el camino. Primero los gráficos. Ahora la magia.

Imágenes: Getty

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)