Hace unos meses os hablamos de esa curiosa idea de Samsung de integrar una pantalla táctil con Evernote en la nevera (en la foto, la de la derecha). En lugar de pegar los post-its de toda la vida con la lista de la compra, escribes con el dedo en la pantalla y lo sincronizas con el móvil. ¿Quién necesita algo así? Exacto, nadie. Samsung tal vez ha tomado nota y ahora presenta algo más terrenal: una nevera (¡de cuatro puertas!) con dispensador de agua con gas incluido (en la foto, a la izquierda). Ojo: puedes escoger hasta tres niveles de intensidad del gas. Lo malo, las burbujas salen caras.

La super-nevera de Samsung costará casi 3.900 dólares y saldrá a la venta en abril, aunque habrá que ver en qué países está disponible (de momento en EE.UU.). En algunos lugares la venta de agua con gas supera a la Coca-Cola, en otros nadie la quiere probar. Lo tendrán en cuenta. Una rara mezcla esa de hacer smartphones y neveras, pero los surcoreanos pueden con todo. [Forbes]