Microsoft acaba de hacer públicos un puñado de detalles oficiales sobre la primera actualización que pronto tendremos en Windows 8. La buena noticia es que Windows 8.1 trae de vuelta el botón inicio y un buen puñado de mejoras en su sistema. La mala es que, si no te gusta el nterfaz de esta versión, no esperes que la actualización sea una vuelta a Windows 7. Estos son los detalles.

Botón de inicio

Nuestro venerado botón de inicio ha vuelto para quedarse, pero ya no es exactamente el mismo. El botón ya no abre un menú desplegable tipo lista, sino que nos hace volver a la pantalla principal. Tampoco será visible en todas las aplicaciones. Relacionado con esto está el hecho de que Windows 8.1 se podrá configurar para que arranque directamente en el modo escritorio.

Personalización

Muchos echábamos en falta más posibilidades estéticas a la hora de ajustar Windows 8 a nuestro gusto. La versión 8.1 ofrecerá más control sobre el fondo de pantalla para poner en él la imagen o imágenes que queramos. También será posible configurar grupos enteros de botones en el interfaz de baldosas.

Objetivo: La nube

Windows 8.1 hace aún más hincapié en el sistema de almacenamiento en nube de Microsoft, Skydrive. Tras la actualización, aplicaciones y configuración se copiarán también en nube y se podrán guardar archivos directamente en Skydrive como si fuera un disco duro más. También se mejorará el acceso offline a estos contenidos.

Bing en todas partes

El motor de búsqueda de Microsoft puede no ser perfecto, pero en la versión 8.1 incrementará su integración con el sistema y podrá realizar búsquedas también en Skydrive. La mala noticia es que, si preferimos usar Google o servicios asociados, su acceso no estará tan bien integrado.

Una apuesta por la interfaz

Como adelantábamos al principio, Microsoft no tiene ninguna intención de volver atrás en lo que a interfaz se refiere. A mi juicio, la interfaz baldosas de Windows 8 no funcionan para nada mal, y se merecen que hagamos un esfuerzo por aprender a dominarlas. Del otro lado, Windows 8.1 se me queda muy corto en mejoras. El 26 de junio podremos ver la primera prueba de la actualización funcionando. La versión definitiva no se podrá descargar hasta finales de año.

Advertisement