Lo que los "Me gusta" de Facebook revelan de tu personalidad: prácticamente todo

Clic, "me gusta". Con este gesto en Facebook, en apariencia inofensivo, estamos revelando indirectamente decenas de datos sobre nosotros mismos. Datos tan privados como nuestra orientación sexual, religión, estabilidad emocional, edad, sexo, tendencias políticas o incluso nuestro cociente intelectual. Es lo que aseguran investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y Microsoft Research que han estudiado a 58.000 usuarios de Facebook en EE.UU. Con las herramientas de análisis de datos actuales, cualquiera que se lo proponga puede saber casi todo sobre ti.

El investigador al frente del proyecto, Michal Kasinski, y sus colegas, han desarrollado un modelo informático y estadístico capaz de analizar los "me gusta" de los usuarios y, en base a ello, acertar en un 85% de los casos si alguien es demócrata o republicano; en un 88% si es homosexual o heterosexual; o en un 95% de los casos si quien responde es blanco o negro. Los resultados del estudio se han publicado en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences.

Lo curioso es que, según el informe, muy poca gente configura las opciones de Facebook en las que puedes revelar explícitamente tu religión, orientación sexual o creencias políticas, pero muchos hacemos clic en grupos creados en contra o a favor del matrimonio gay, diciendo que nos gusta este u otro alimento, o anunciando que acabamos de ver una película. Toda esa información, agregada y procesada mediante algoritmos, revela casi todo sobre nuestra personalidad y tendencias.

Lo que los "Me gusta" de Facebook revelan de tu personalidad: prácticamente todo

Según Kasinski, esto supone un grave riesgo para la privacidad.

"Soy un gran fan y usuario de las nuevas tecnologías, incluyendo Facebook. Valoro las recomendaciones automáticas de libros, o que Facebook seleccione las historias más relevantes en mi muro de actualizaciones. Sin embargo, puedo imaginar situaciones en las que los mismos datos y tecnología se usen para predecir las tendencias políticas o la orientación sexual, suponiendo una amenaza para la libertad o incluso la vida", dice.

¿Qué se puede hacer? Entre otras cosas, ajustar tus preferencias en Facebook para que tus "me gusta" no sean públicos. Aparecen fijados como "públicos" por defecto, pero lo puedes cambiar en tus opciones de privacidad. Eso y ser muy consciente de todos tus movimientos online. Algo que se antoja casi imposible de forma continua.

Por eso los resultados de este estudio son tan alarmantes. Avanzamos hacia un mundo (ya estamos en él en buena medida) en el que la privacidad está cada vez menos en nuestro control. Un mundo en el que tenemos que escoger: privacidad y aislarse socialmente, o ausencia de ella y seguir a la masa. ¿Lo peor? En muchos casos ni somos conscientes del bando en el que estamos. [PNAS]