Cong Yan es famoso en su provincia natal, Jilin, China. Cada mañana, desde hace cuatro años y si el tiempo lo permite, este afable ciudadano de 54 años sale a dar un paseo con una piedra de 40 kilos cómodamente posada sobre su cabeza. Tras la aparente locura se esconde un método casero para adelgazar con el que logró perder 30 kilos solo el primer año.

Yan comenzó su particular sistema de ejercicio cuando se pesó en la báscula y la aguja marcó 115 kilos, una cifra demasiado abultada para un hombre de solo 163 cm de estatura. Decidido a hacer algo de deporte, comenzó con una piedra de 15 kilos y fue aumentando el peso hasta los 40 que lleva ahora en sus paseos.

Según el mismo explica en la red social china Weibo, durante el primer año logró reducir 30 kilos a base de caminar un kilómetro y medio con la piedra de 15 kilos en la cabeza. Desde entonces lo sigue haciendo como una manera de mantenerse en forma. En la actualidad camina tres kilómetros con la piedra de 40 kilos (un bloque de hormigón en realidad).

Advertisement

Advertisement

Obviamente, quizá no sea muy recomendable para las cervicales o para la columna hacer este tipo de ejercicio sin supervisión. Antes de salir corriendo a buscar una piedra o iniciar una dieta, mejor consulta a tu médico que es quien mejor puede aconsejarte. En cuanto al señor Yan, su intención es la de aparecer algún día en el libro Guinness de los récords. No nos extrañaría que lo consiguiera. [Weibo vía CCTV News y Mashable]

Fotos: CCTV News, vía Facebook


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.