¿Te saben a poco los 50Mbps de tu conexión de fibra? ¿Qué tal 400Mbps? Un grupo de investigadores acaban de acelerar hasta esta cifra una conexión a internet de fibra de una longitud de 12.000 kilómetros. Para ello sólo han tenido que romper uno de los principios supuestamente inquebrantables de los sistemas conductores basados en fibra óptica. ¿Para qué están los principios de la física si no es para romperlos?

El principio se llama no linealidad óptica. Intentando explicarlo de una forma mundana, esta ley implica que no pueden enviarse dos señales superpuestas en un sistema óptico basado en materiales. El equipo, que acaba de publicar los resultados de su estudio en Nature Photonics, han logrado precisamente eso, enviar la misma señal superpuesta.

Advertisement

La técnica ofrece el mismo beneficio que un sistema de cancelación de ruido como el de unos auriculares, pero a nivel de transmisión de datos. Los datos que llegan duplicados hacen que no se pierdan fragmentos de información y, en la práctica, incrementar la velocidad del soporte.

La mala noticia es que, para que este internet de fibra mejorado funcione, hay que cambiar numerosos dispositivos de la red de infraestructura de fibra, lo que supone tiempo y grandes inyecciones de dinero por parte del operador. Con todo, siempre es mejor eso que tener que cambiar kilómetros de cable [Nature Photonics].

Foto: Deyan Georgiev / Shutterstock