Cachorro de gato de arena. Foto: Wikimedia Commons

Mientras medio mundo vive obsesionado con cazar pokémon desde sus smartphones, un grupo de zoólogos comparte una obsesión similar, pero por un animal muy real. La misión ha sido un éxito y los científicos han logrado fotografiar a uno de los felinos más misteriosos y escurridizos del mundo: el gato de arena.

Ejemplar adulto de gato de arena. Foto: Wikimedia Commons

No ha sido fácil. El gato de arena (Felis margarita harrisoni) llevaba más de una década sin ser visto en libertad. El proyecto para localizarlo comenzó a finales de 2015 en la Agencia Medioambiental de Abu Dhabi. Tras meses rastreando pacientemente los desiertos de la región de Baynouna, en Emiratos árabes, los investigadores lograron dar con dos hembras y un macho de este pequeño gato salvaje y tomaron 42 fotos mediante cámaras trampa. Son las primeras que se obtienen desde 2005.

Foto: Agencia Medioambiental de Abu Dhabi.

El gato de arena es un animal raro de por sí. Existen pocos ejemplares y los que aún viven en libertad son huidizos y de ciclo de vida nocturno. Además, su hábitat en el suroeste de Asia y norte de África se ha visto severamente reducido por la actividad humana. El hallazgo de los felinos en libertad permitirá estudiar su habitat y mejorar las condiciones de vida y conservación de este animal en países como Omán o Arabia Saudí. [European Journal of Wildlife Research vía New Scientist]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.