Desde que se inventó, el láser es un tipo de luz concentrada que genera calor. Si la potencia es suficiente, incluso es capaz de fundir metales. Un grupo de científicos de la Universidad de Washington acaba de lograr justo lo contrario. Han logrado enfriar líquidos mediante láser por primera vez en la historia.

La primera vez que se demostró que un láser podía enfriar en lugar de calentar fue en 1955 en el Laboratorio Nacional Los Álamos, pero el experimento tuvo lugar en vacío, y no sobre líquidos. Peter Pauzauskie, profesor de ingeniería y ciencias de los materiales y principal autor del estudio explica:

Normalmente, cuando vas al cine y ves láseres en películas como Star Wars, estos calientan la materia. Este es el primer ejemplo de un láser capaz de refrigerar líquidos como el agua bajo condiciones normales. Hasta ahora, la pregunta de si esto se podía hacer no tenía respuesta porque normalmente el agua se calienta al recibir luz.

Cristales y láser de infrarrojos

En lugar de luz visible, el equipo de Washington ha utilizado un láser de infrarrojos con el que han logrado enfriar una solución salina hasta los 2 grados celsius. Para ello, han enfocado el láser sobre un cristal microscópico suspendido en la solución.

Advertisement

El cristal, de uso común en los láser, apenas emite más energía de la que absorbe. A resultas de ello, su temperatura y la del agua que lo rodea desciende abruptamente. En el proceso de enfriamiento, los cristales emiten un resplandor verdoso visible a simple vista.

Aparte de la técnica para enfriar con láser propiamente dicha, los investigadores han creado un método sencillo para fabricar los cristales, y un segundo láser capaz de mantener suspendido el cristal en la solución como si fuera un diminuto rayo tractor.

Aplicaciones

Aún es pronto para pensar en armas de rayos congeladores. De momento, Pauzauskie y sus colegas solo han enfriado un único cristal, y el proceso requiere de mucha energía. El siguiente paso de los investgadores es reducir el consumo energético y crear láseres más potentes para enfriar varios cristales a la vez.

Advertisement

Las primeras aplicaciones de esta nueva técnica tienen que ver con la biología. El láser permite, por ejemplo, enfriar solo una célula o una parte de ella, lo que permitiría ralentizar procesos naturales como la división celular y estudiarlos como nunca se había logrado hasta ahora.

En un futuro algo más lejano, la refrigeración por láser permitiría enfriar componentes electrónicos como los procesadores de una manera segura y focalizada solo en las áreas que necesitan ser enfriadas. [vía Universidad de Washington]

Fotos: Universidad de Wshington

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)