La lista de dispositivos en los que es posible jugar a Doom es cada día más ridículamente imposible. Pocos días después de que un desarrollador lograra ejecutar el mítico juego de ID Software en la Touch Bar del MacBook Pro, otro ha rizado el rizo y ha jugado Doom en una tecla LED.

La tecla es una de las que forman el mítico teclado Optimus Maximus de Art Lebedev, un periférico que ya se dejó de fabricar y cuya apuesta era precisamente que cada tecla era personalizable porque se trataba de una diminuta pantalla LED de 48 x 48 píxeles.

Desde que el código del juego se hizo público hay toda una carrera por ejecutarlo en dispositivos imposibles. Lo único necesario es que su potencia sea similar a la de un PC de 1993 y que puedan ejecutar Linux. En este caso, la tecla sirve solo de pantalla.

Advertisement

Advertisement

Para aplicar este hack necesitarás un teclado similar al Optimus Maximus. Lo más parecido es el Optimus Popularis, que pese a su nombre de popular tiene poco. Cuesta 1.500 dólares y es feo como un monstruo del Doom. [YouTube vía Motherboard]