Las viejas líneas telefónicas de cobre, esas por las que Internet llega (lentamente) a la gran mayoría de hogares, podrían no ser tan viejas después de todo. Bell Labs, el centro de investigación de Alcatel-Lucent, ha logrado transmitir datos por estas líneas tradicionales a 10 Gigabits por segundo (Gbps), algo que hasta ahora era imposible sobre cobre y para lo que se tenía que recurrir a la fibra. Según Alcatel-Lucent, es un nuevo récord mundial de velocidad en banda ancha.

Para conseguirlo, Bell Labs ha utilizado un nuevo tipo de tecnología aún en fase de pruebas llamada XG-FAST. Se trata de una extensión de la tecnología G.fast, un nuevo estándar de banda ancha que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) está finalizando. Con esta tecnología, Bell Labs ha conseguido una velocidad de transmisión de datos de 10 Gbps a una distancia de 30 metros de la central, utilizando dos pares de líneas de cobre. Lo malo: a más distancia a la central, menos velocidad. Consiguieron 1 Gbps simétrico (2 Gbps en total) a una distancia de 70 metros de la central.

Advertisement

Alcatel-Lucent explica que hasta el 2015 no se podría transformar esta tecnología en algo comercialmente disponible, pero asegura que tendría muchas ventajas. La principal: llevar velocidades similares a la fibra pero sobre redes tradicionales de cobre. Eso sería posible combinando en la instalación líneas de fibra y cobre con esta tecnología de forma que, sin necesidad de tirar fibra hasta todos los hogares, tuviéramos velocidades muy similares pero con cobre en el último tramo de la instalación. Está por ver si lo veremos algún día, pero al menos sabemos que ya es posible. [Alcatel-Lucent vía Phys.org]

Foto: Mariusz Szczygiel/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)