Imagen: Getty

Por primera vez, los doctores han utilizado un tipo de estimulación nerviosa capaz de restaurar parte de la conciencia en un paciente que se había pasado 15 años en un estado vegetativo debido a una lesión cerebral. Se abre así un mundo de posibilidades para la medicina.

A diferencia de un coma, en el que una persona está dormida y no responde, un paciente en estado vegetativo está despierto, pero no muestra signos de conciencia o función cognitiva, a pesar de que puede tener reflejos básicos como parpadeos.

Advertisement

En ocasiones, las personas pueden pasar de un estado vegetativo completo a lo que se conoce como un estado mínimamente consciente (MCS), en el que los pacientes tienen al menos algo de conciencia de su entorno.

Sin embargo, cuando una persona ha estado en un estado vegetativo durante más de 12 meses después de una lesión cerebral traumática, se considera que están en ese estado permanentemente y es muy poco probable que alguna vez se recuperen. Por eso lo conseguido es increíble.

Advertisement

El paciente en cuestión era un hombre de 35 años que había sufrido una lesión cerebral traumática en un accidente automovilístico. Desde entonces permaneció en estado vegetativo durante 15 años. ¿Solución? Un equipo médico utilizó un implante que estimula el nervio vago, uno de los nervios más importantes que unen la cabeza al resto del cuerpo.

Con forma de baterías planas y redondas, los estimuladores del nervio vago (VNS) se denominan a veces algo así como “marcapasos para el cerebro”, y se usan para el tratamiento de ataques epilépticos. Su uso en este caso no fue el azar. De hecho, los doctores trabajaron a partir de una hipótesis basada en la investigación previa que mostró mejoras en los pacientes con MCS cuando recibieron la estimulación en el tálamo, un centro cerebral involucrado en la coordinación de señales sensoriales. 

En el caso del nervio vago, este sirve como un vínculo directo con el tálamo (entre otras áreas del cerebro). Además, la estimulación de dicho nervio también ha demostrado aumentar el metabolismo en esa parte del cerebro, por lo que el equipo quería probar lo que sucedería si se utiliza un implante VNS en un paciente de estado vegetativo.

En el proceso midieron el comportamiento del paciente en respuesta al estímulo, y llevaron a cabo registros en EEG de su cerebro antes y después de implantar el estimulador. Luego aumentaron gradualmente la intensidad de la misma. Un mes después, el paciente comenzó a mostrar mejoras consistentesen la excitación general, la atención, la motilidad corporal y la persecución visual”.

Dicho de otra forma, por primera vez en 15 años mostró signos consistentes de conciencia. Y eso es simplemente asombroso, pasando de un estado vegetativo a un estado mínimamente consciente. Según los doctores:

El hombre comenzó a responder a órdenes simples que antes eran imposibles, por ejemplo, podía seguir un objeto con los ojos y girar la cabeza a petición. Su madre informó de una mejora en la capacidad para mantenerse despierto al escuchar a su terapeuta leyendo un libro.

Además, no fueron sólo las mejoras de comportamiento, también se confirmó que había una actividad consistente y sostenida en partes del cerebro que se consideran marcadores de la conciencia. De esta forma, el hallazgo, único hasta ahora, contradecía directamente la suposición general de que pasar 12 meses o más en estado vegetativo produce que la condición sea irreversible.

Advertisement

Aunque es temprano y necesitarán más pruebas para ello, el equipo del Cognitive Neuroscience Centre en Francia espera que sea un punto de partida para el uso del VNS en pacientes con lesiones similares a los que hasta ahora se les daba por perdidos. [Current Biology vía NewScientist]