Los autobuses rojos de dos pisos son uno de los iconos más característicos del paisaje de Londres. En 2005, el ayuntamiento de la ciudad y la empresa concesionaria del servicio, TfL, comenzaron a sustituir los viejos Routemaster por modelos más modernos (también rojos y de dos pisos) que funcionan con motor híbrido. El próximo 9 de julio desaparece una de las dos rutas de estos clásicos que aún perviven.

Renovar los autobuses de la ciudad no ha sido un proceso nada fácil. Los londinenses se rebelaron contra la medida en 2005. De hecho, si aún quedan dos rutas con los viejos Routemaster es gracias a presión de la opinión pública. Actualmente solo se puede viajar en uno de estos autobuses en la línea 9 (Kensington High Street - Trafalgar Square) o en la 15 (Trafalgar Square - Tower Hill).

El próximo 9 de julio desaparecen los Routemaster de la línea 9. Los vehículos serán sustituidos por los modernos autobuses híbridos conocidos como NB4L o Borismaster (abajo). Los cinco Routermaster de la línea 9 no desaparecen, sino que pasan a cubrir también la línea 15, su último refugio, donde seguirán operando hasta el fin de su contrato, en 2018. [Standard]

Foto: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons