Desde que se supo que solo quedan 13 episodios de Juego de Tronos (separados en una séptima temporada de 7 episodios y una octava con solo 6) los entusiastas de la serie especulaban con la posibilidad de que alguno de ellos tuviera más duración. Lamentablemente no será así.

Fuentes internas de la productora de la serie han confirmado a Entertaiment Weekly que los 13 episodios que quedan tienen la duración habitual (un poco menos de una hora). Nada de episodios de 63 o 68 minutos como tenían algunos finales de temporada, ni mucho menos el rumoreado episodio de cuatro horas de duración para el final de la octava temporada. El primer episodio de la séptima temporada durará 59 minutos, y se estrenará el 16 de julio.

Advertisement

Las razones para esta decisión son bastante lógicas. Si los creadores de la serie David Benioff y Dan Weiss necesitarán más tiempo para contar la historia lo hubieran hecho añadiendo episodios, no obligando a HBO a comprar menos para después hacerlos más largos, por otra parte, la mayor parte de actores cobran por episodio, así que reducir su número para hacerlos más largos hubiera generado no pocos problemas con sus contratos.

Nos guste o no, Juego de Tronos se está terminando. Sabemos que habrá otras series ambientadas en Westeros, pero la historia original que Martin comenzó con Canción de Hielo y Fuego termina sí o sí en 2018. Al menos nos queda el consuelo de que, según los actores que participan en la serie, los capítulos que quedan no solo tienen más acción, sino que se cuentan entre los mejores de la saga. [Entertaiment Weekly vía Winter is Coming]