Imagen: 1Password.

Si eres de los que usan una contraseña diferentes para todos los sitios y aplicaciones en los que estás registrados (y deberías hacerlo), en realidad solo podrás recordar algunas pocas combinaciones de números, letras y símbolos. La buena noticia es que existen algunas herramientas que se encargarán de recordar tu contraseñas por ti, y mantenerlas seguras.

Aquí encontrarás las cinco mejores alternativas (y las más fáciles de usar) para almacenar tus contraseñas de forma segura.


Tu navegador web

Sí, todos los navegadores web modernos cuentan con algún tipo de gestor de contraseñas incorporado. En Chrome, por ejemplo, lo encontrarás en el menú de Configuración en el apartado de “Mostrar configuración avanzada”, y allí accediendo a la sección de “Administrar contraseñas”. En Firefox, mira en la pestaña de “Seguridad” del menú de Opciones. Opera, Safari y Microosft Edge también cuentan con herramientas similares en sus respectivas secciones de ajustes y configuraciones.

Advertisement

Advertisement

Además, las versiones para móviles de estos navegadores llevan las contraseñas que tienes almacenada en el escritorio directamente a tu smartphone. En la más reciente versión de Android incluso algunas aplicaciones podrán obtener tus contraseñas directamente del navegador (por ejemplo la app de Netflix podría obtener tu contraseña directamente de Chrome). Si quieres ver cuáles de tus contraseñas almacena Chrome, solo tienes que acceder a esta página web.

Si quieres usar la herramienta para administrar contraseñas de tu navegador asegúrate de que tu smartphone u ordenador esté protegido con un patrón como clave o contraseña, de lo contrario cualquier persona que acceda a tu dispositivo podrá acceder a tu cuenta de Facebook, Gmail y cualquier otro sitio en el que tengas activa la opción de iniciar sesión de forma automática.


1Password

1Password está disponible para Mac, Windows, Android y iOS, y para usarlo debes pagar 5 dólares al mes o un pago único de por vida de 64,99 dólares (existen algunas diferencias entre ambas opciones). Si quieres probarlo primero, el servicio cuenta con una versión de prueba completamente gratuita para que uses en tu ordenador. Es una herramienta rápida y limpia que mantiene tus datos y contraseñas protegidos con un cifrado de tipo AES-256 bit.

Sponsored

Cuenta con extensiones para navegadores como Chrome, Firefox, Safari y Opera, para que a través de ella puedas acceder a las páginas web que más usas con un solo clic, y en móvil puedes optar por usar una contraseña o tu huella digital (siempre y cuando tu smartphone cuente con un sensor) para proteger tus datos. Y si no se te ocurre qué contraseña elegir para algún servicio, 1Password te ayudará a crear una si se lo pides.

Lo mejor es que almacena más que contraseñas. Puede guardar tus notas, detalles de tus cuentas bancarias y tarjetas de crédito, códigos de routers y mucho más dentro de tu propia bóveda (o caja fuerte) digital. Es tan fácil de usar que cualquiera puede sacarle provecho y ofrece la opción de que la aplicación mantenga tus credenciales y contraseñas almacenadas en un solo dispositivo, o sincronizarlos a través de varios dispositivos en los que confíes.


Dashlane

Dashlane puede recordar tus contraseñas, rellenar los campos de formularios en línea e incluso servir como tu propia billetera digital. Además, es gratuita, aunque también puedes optar por una cuenta premium por un pago de 40 dólares al año, para así obtener acceso a tu bóveda de contraseñas desde la web y sincronizar tus credenciales a través de varios dispositivos. Dashlane está disponible para Mac, Windows, Android, iOS y todos los navegadores más populares.

Advertisement

Advertisement

Iniciar sesión es rápido y fácil sin importar desde que plataforma lo estés usando, y Dashlane podrá recordar varias credenciales para iniciar sesión si se lo pides. Cuenta con una herramienta bastante útil para cambiar tus contraseñas con un solo clic para el caso de que quieras hacerlo después de cada tanto período de tiempo (o en el caso de algún fallo de seguridad en un servicio que te obligue a hacerlo).

Cuenta con cifrado de tipo AES-256 bit que mantendrá tus datos protegidos de ojos curiosos, y también cuenta con una opción bastante útil que analizará tus contraseñas para ver qué tan “saludables” son (básicamente te dice que tan fácil es adivinarla o crackearla). Por supuesto, cuenta con su propio generador de contraseñas y la opción de mantener tus credenciales almacenadas en un solo dispositivo o sincronizado entre varios al mismo tiempo.


LastPass

LastPass es considerado una de las mejores opciones en cuanto a gestores de contraseña, y no es difícil entender por qué. Es intuitivo, elegante y además es gratis si lo necesitas en un solo dispositivo (o puedes pagar 12 dólares al año para sincronizar tus contraseñas entre todos los dispositivos que desees). También puede guardar tus notas de forma segura, como las otras dos herramientas que hemos mencionado hasta ahora.

Advertisement

También cuenta con cifrado de tipo AES-256 bit como su protocolo de seguridad (como te percatarás es el más elegido por las diferentes herramientas para gestionar contraseñas), y LastPass funciona en básicamente cualquier plataforma, sí, incluyendo Linux, dado que principalmente funciona a través de tu navegador web, aunque cuenta con aplicaciones para Android y iOS.

Al igual que en 1Password y Dashlane, esta herramienta te permitirá usar tu huella dactilar en lugar de una contraseña maestra en tus dispositivos móviles (siempre y cuando cuenten con el sensor necesario), y también te ayudará a elegir una contraseña nueva y segura cuando la necesites. Finalmente, también podrás cambiar tus contraseñas de forma automática. LastPass es uno de los primeros gestores de credenciales realmente útiles que llegaron, y todavía sigue siendo tan bueno como siempre.


Verificación de dos pasos

Si todavía no has activado la verificación de dos pasos en todos los servicios en los que está disponible, deberías hacerlo ya mismo. Estos son: cuenta Apple, Google, Microsoft, Facebook, Twitter y tantos otros. Con esto podrás añadir una medida de seguridad y protección adicional al momento de que tus credenciales sean utilizadas en un dispositivo nuevo, por lo que un intruso necesitará más que tu nombre de usuario y contraseña.

Advertisement

Advertisement

Ese “algo adicional” normalmente es un código que el servicio en cuestión enviará a algún número telefónico de confianza, o un código que generará un programa diseñado a autentificar tu identidad (como el “Autenticador de Google”), el cual deberás tener instalado en tu smartphone. Pero que quede claro, este método no es infalible, y supone un inconveniente cuando sueles iniciar sesión en muchos dispositivos de forma constante, pero de igual forma siempre vale la pena añadir algo de protección adicional.

Todos los gestores de contraseña que mencionamos en este artículo cuentan con soporte a la verificación de dos pasos (algunas veces la llaman “verificación de dos factores”), por lo que igualmente podrás iniciar sesión de forma rápida y sencilla con ellas, incluso con esta capa adicional de protección. También servicios como Google, Twitter o Facebook te indicarán todo lo que necesitas saber acerca de la verificación de dos pasos. Solo busca la información en la sección o web de ayuda de las aplicaciones que más utilices.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.