Foto: Gerald Herbert / AP Images.

Un estudio de la Universidad de Washington ha descubierto que distintas especies de animales y plantas han evolucionado para poder vivir en las ciudades. Esto puede afectar a mediano plazo el bienestar de la humanidad y de distintos ecosistemas naturales.

El equipo de investigadores analizó más de 1.600 casos alrededor de todo el mundo y pudieron determinar que los fenotipos de varias especies de animales y plantas han cambiado. Estas especies ahora cuentan con nuevos hábitos de reproducción, diferentes comportamientos e incluso diferencias en el tamaño de sus cuerpos.

Advertisement

Advertisement

Según comentó Marina Alberti, una de las autoras principales del estudio, en una entrevista con la BBC:

“Pudimos encontrar cambios de fenotipo en sistemas orgánicos urbanizados que se diferencian de manera evidente de los sistemas no urbanos. Dicho de otro modo, está claro que la urbanización global ha afectado al mundo.

Estos cambios en animales y plantas son muy importantes porque afectan cómo funcionan los ecosistemas terrestres, lo que puede perjudicar al bienestar del hombre.”

La investigadora asegura que, al cambiar los fenotipos de algunas especies y adaptarse a las ciudades, esto podría afectar procesos como el de la dispersión de semillas, la polinización o la purificación del agua, por mencionar algunos ejemplos.

En el pasado algunos estudios han demostrado cómo afectan los urbanismos a los animales, incluso matándolos de estrés. Sin embargo, el informe de la Universidad de Washington deja claro que la actividad humana está afectando hoy más que nunca a los diferentes ecosistemas terrestres, y esto es algo que tendrá consecuencias en el futuro. [PNAS / BBC vía Popular Mechanics]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.