Foto: mararie / Flickr

El festival de Wacken, en Alemania, es el evento de música metal más grande del mundo. Cada año cuenta con más de 75.000 asistentes, y cada uno bebe una media de cinco litros de cerveza. El consumo de birra es tan salvaje que los organizadores han decidido servirla a través de una tubería.

Hasta ahora, la verceza llegaba en camiones, pero el tráfico pesado dañaba los verdes campos de Wacken, una bonita localidad a 50 kilómetros al norte de Hamburgo. Para resolver el problema, los organizadores han decidido cortar por lo sano y construir una red de canalizaciones permanente enterrada a 80 cm de profundidad. La red se alimenta desde un colector general de siete kilómetros de longitud con una presión capaz de servir seis cervezas en seis segundos. En Deustche Welle han tomado un par de fotos de la instalación.

Asistentes al festival. Foto: AP

El sistema no solo calmará la sed de los asistentes. Además permitirá a los propietarios de los terrenos cultivarlos con normalidad el resto del año. Los organizadores del veterano festival también han mejorado el sistema de drenaje del suelo para evitar que se encharque. Pese a ello, habilitarán algunas zonas para que los asistentes que lo deseen puedan bailar y revolcarse en el barro como es costumbre desde hace años.

Foto: AP
Foto: AP

La edición 2017 de Wacken se celebrará entre los días 3 y 5 de agosto. En el cartel ya hay 150 bandas de rock duro confirmadas entre las que están Megadeth, Alice Cooper, Amon Amarth, Volbeat, Marilyn Manson, Accept, Status Quo, Turbonegro, Kreator o Avantasia. Pese al abundante consumo de cerveza, la policía de Wacken no está en absoluto preocupada. Desde la central de policía en Wacken comentan que la gran mayoría de los asistentes son muy bulliciosos pero pacíficos. [vía Deustche Welle]