Tras su estreno en 1984 a manos de un reticente David Lynch, Dune es una de esas películas qu, para bien o para mal, se ha librado una y otra vez de volver a la gran pantalla. La Paramount descartó el proyecto y hasta renunció a los derechos, y no parece que nadie quiera retomar el testigo de ese extraño clásico de la ciencia-ficción. Si algún día tiene lugar esa resurrección, sería maravilloso que recuperasen la estética de estas increíbles ilustraciones.

El dibujo de portada y los dos siguientes son obra del ilustrador afincado en Bogotá Eduardo Peña. Los dos siguientes han salido de la imaginación del artista chino Feng Zhu. Todos ellos pertenecen a un videojuego titulado Dune: Ancient Sands que también está en el cajón de proyectos inacabados. ¿No hay amor para los Fremen? [Eduardo Peña y Feng Zhu Design, via Giant Freakin Robot]

Ilustración: Eduardo Peña

Ilustración: Feng Zhu

Bajo estas líneas tenéis un interesante vídeo en el que ambos artistas hablan sobre el proceso creativo detrás de estos conceptos para el videojuego.