Imagen: ESA.

Un grupo de investigadores de la agencia espacial europea (ESA) ha logrado fabricar ladrillos usando polvo lunar simulado, un horno solar y una impresora 3D, en lo que podría ser un experimento vital para la colonización lunar en el futuro.

Los científicos de la ESA utilizaron un polvo lunar comercial que se basa en material volcánico terrestre que es procesado para simular las características, composición y tamaño granular del polvo lunar real. Es lo más cercano que hay al polvo lunar en la Tierra, y las agencias espaciales lo utilizan constantemente para un sinfín de experimentos y simulaciones.

Advertisement

Este polvo lunar fue procesado usando una impresora 3D en un horno solar a unos 1.000 grados Celsius. El horno utiliza espejos para concentrar la luz del Sol, lo que podría facilitar la producción de estos ladrillos tanto en la Luna como, quizás, en Marte.

Eso sí, el proceso dista de ser perfecto. En sus experimentos lograron crear cada ladrillo tras unas cinco horas en el horno, lo que quiere decir que es considerablemente lento. Además, los ladrillos tienen una resistencia similar al yeso, un mineral relativamente suave en comparación con la mayoría de materiales de construcción. No obstante, es un primer paso viable a lo que podrían ser las bases interplanetarias del futuro.

El siguiente paso será llevar a cabo el experimento en condiciones similares a las de la Luna: en un ambiente al vacío y a temperaturas muy altas para simular el día lunar. Tanto la ESA como la NASA llevan años experimentando con alternativas para construir edificios en la Luna y otros planetas, algo que actualmente es una de las mayores dificultades a las que se enfrenta la exploración espacial.

Sponsored

Recientemente la NASA también descubrió que el polvo del suelo marciano es perfecto para hacer ladrillos. [ESA vái Phys.org]

Imagen: ESA.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.