Si Temple Run 2 no te tiene pegado a la pantalla del teléfono, aquí van cinco alternativas que harán caer tu productividad por los suelos.

1. Infectionator 2 

En vez de luchar contra los zombies, únete a ellos. En Infectionator tendrás que conseguir infectar a la mayor cantidad de gente posible y acabar con los "buenos de la película" (siempre son los mismos) que intentan devolver a la humanidad a un estado civilizado. [Infectionator 2]

2. Break Wall. 

Un juego que se controla con un sólo botón del ratón pero el truco está en saber cuando pulsarlo. El objetivo es ir avanzando mientras se destruyen a puñetazos las paredes que aparecen en el camino pero es fácil acabar dando puñetazos (reales) al teclado por la frustración al fallar uno de los últimos muros. [Break Wall]

3. Ginormo Sword  

Todo el mundo coincide en señalar a E.T. de Atari como el peor videojuego de la historia. Si los diseñadores de ese juego se hubieran lanzado a crear La leyenda de Zelda el resultado sería Ginormo Sword. Un juego de "rol" (entre comillas) con gráficos salido de los 80 pero que resulta fascinante por lo absurdo de su planteamiento. [Ginormo Sword]

4. Dino Run 

Un enorme meteorito acaba de caer a la tierra y amenaza con extinguir a todos los dinosaurios. En este endless runner controlarás a uno que puede tener una oportunidad de salvarse si consigue ir sorteando los obstáculos y comiéndose a las criaturas más pequeñas por el camino. [Dino Run]

5. Sniper Assassin 4  

No hacen falta gráficos en alta definición y una tarjeta gráfica con refrigeración líquida para jugar a un buen juego de francotiradores. La sangre de los monigotes hechos con palos es igual de roja que la de los enemigos del mejor juego de Playstation o Xbox. [Sniper Assassin 4]

Advertisement