Imagen: Netflix

Si ya has visto la segunda temporada de Strangers Things probablemente te estés preguntando cómo va a continuar exactamente la serie. La historia está pensada para cinco temporadas, pero el final no deja mucho pie a la especulación. Sus creadores, los hermanos Duffer, ofrecen algunas claves.

Huelga decir que si aún no has visto la segunda temporada de Stranger Things, te abstengas completamente de seguir adelante si no quieres ser bombardeado con spoilers. Si ya la has visto y tienes ganas de más, bienvenido.

La cuestión es que la segunda temporada de la serie tiene un final bastante cerrado. Los protagonistas vencen al monstruo que acechaba en la otra dimensión, se reencuentran con Eleven y lo celebran con un baile. Todo parece terminar a las mil maravillas, pero los entusiastas han echado de menos más cabos sueltos y escenas intrigantes que adelanten lo que va a pasar en la tercera temporada. El único detalle en este sentido es una brevísima imagen del azotamentes contemplando el baile desde la otra dimensión. De hecho, y según los hermanos Matt y Ross Duffer, ese cliffhanger ni siquiera estuvo a punto de emitirse. Esto es lo que explican en una entrevista a Slashfilm:

Hubo mucho debate al respecto y al final pensamos: Nah, hay que dar alguna clave de lo que va a pasar. Con esa escena esperámos que el público se de cuenta de que esa cosa sigue ahí fuera. Han logrado cerrar la puerta al azotamentes, pero no solo sigue vivo en el Upside Down, sino que ahora sabe que los niños existen. Sabe que Eleven existe. No se había encontrado con ella y sus poderes hasta el episodio final, pero ahora sabe que está ahí fuera. Queríamos terminar la temporada con una nota ominosa en ese sentido.

En cuanto a la falta de escenas más elaboradas que adelanten lo que va a pasar en la tercera temporada, los Duffer explican que es algo completamente premeditado:

El año pasado terminamos la temporada con un montón de pequeños cliffhangers. No queríamos hacerlo de nuevo. No queríamos encasillarnos para la tercera temporada. Queríamos comenzar con un lienzo en blanco. Una vez que llegamos a la escena del baile nos pareció completamente innecesario alargarlo. No estábamos seguros de querer añadir algo más al final.

En definitiva, que para la tercera temporada podemos esperar cualquier cosa. Es una buena noticia. La mala es que aún nos queda un año hasta que llegue. [vía Slashfilm]