Para muchos, el teclado perfecto es un equipo con interruptores mecánicos Cherry MX. Para otros es el que fabrica su marca favorita, o un modelo ergonómico. Para Randy Mardsen y Rob Chaplinsky, el teclado perfecto es un tablet Android, y para demostrar su teoría están desarrollando Dryft, una aplicación de teclado que se adapta al comportamiento del usuario en tiempo real.

Dryft es un teclado semitransparente que ocupa toda la pantalla sobre las aplicaciones que estemos utilizando. Aparte de permitirnos ver lo que estamos escribiendo, el software hace uso del acelerómetro del tablet para calcular en que puntos estamos tecleando y en que otros simplemente estamos reposando la mano o los dedos en la pantalla.

Advertisement

Con esta información, y el diccionario del idioma en que estemos escribiendo, Dryft ajusta automáticamente la posición de las teclas en tiempo real para que se alineen con nuestros dedos. En otras palabras las teclas se mueven para evitar cualquier tipo de error tipográfico antes de que ocurra. Los creadores de Dryft aseguran que, en manos de un mecanógrafo, el sistema es capaz de velocidades de hasta 80 palabras por minuto.

Sobre el papel, la idea de Dryft pinta muy bien, aunque habrá que probarla para ver si es tan revolucionaria como la pintan, y eso no ocurrirá hasta que se libere la beta. Randy Mardsen es uno de los fundadores y creadores del teclado Swype que hoy es tan popular en Android. Su socio, Rob Chaplinsky es un conocido inversor en proyectos tecnológicos. [Dryft]