Hotline Miami ha sido uno de los mayores éxitos indie de los últimos años, con merecido mérito. Su secuela, Hotline Miami 2, está en camino pero debido a la violencia gráfica de ciertas partes del juego ha sido censurado en algunos países. La respuesta de los desarrolladores ha sido de diez: si no podéis comprarlo, pirateadlo.

La polémica viene a raíz de la decisión del gobierno australiano de no vender el juego en el país, ni de permitir su compra por vía digital. Debido a esto, un usuario de Reddit se dirigió a Jonatan Söderström, co-creador del juego, para proponerle que puesto que iba a ser imposible adquirirlo, bien podía piratearlo y realizar más tarde una donación. Ante esto, la respuesta de Söderström:

Si finalmente el juego acaba siendo pirateado en Australia, simplemente piratéalo. No hay necesidad de enviarnos ningún dinero, simplemente disfruta del juego.

En 2012, los mismos desarrolladores tomaron la decisión de distribuir un parche del juego a través de The Pirate Bay para aquellos usuarios que lo habían comprado sin pagar. [Vía: TorrentFreak]

Advertisement