Google está probando el color negro y el gris para los enlaces abiertos y sin abrir en las páginas de resultados de una búsqueda (frente al azul y el púrpura a los que estamos acostumbrados). Un cambio radical que tiene pinta de ser un test a/b con un —gran— número de usuarios y no una decisión definitiva.

Como ocurre siempre en estos casos, los que ya tienen el cambio activado han puesto el grito en el cielo a través de las redes sociales. “Es incomodísimo de ver”, “No me acostumbro, es medio deprimente” o “no son muy funcionales” son algunos tuits que se repiten en varios idiomas. Además no hay un botón para desactivar el negro y volver a la normalidad, pero puedes forzarlo.

Advertisement

Según los usuarios del foro de ayuda de Google Search, en algunos casos es suficiente con cerrar la sesión de Google y volver a abrirla (icono con tu foto > “Cerrar sesión”). Otra opción es ir al menú Mi Cuenta de Google y, bajo la pestaña de “Información personal y privacidad”, desactivar el botón deslizable “Tu actividad de búsquedas y navegación”, que detiene el historial. Por último, si usas un navegador que permita instalar complementos, puedes poner los enlaces del color que quieras con una extensión como Stylist.

No es la primera vez que Google juega con los colores de los resultados de búsqueda con fines comerciales. Hace un par de años realizaron un test a/b apodado 41 shades of blue para decidir el tono de azul que resultaba más clicable. Descubrieron que los usuarios eran más propensos a hacer clic en un tono ligeramente más púrpura y facturaron 200 millones de dólares extra por ese pequeño cambio. [vía Telegraph]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.