Los otros botones que los teléfonos pudieron tener

Cada vez quedan menos teléfonos como los de siempre, los teléfonos "fijos", con un panel de botones en el frontal para marcar. Pero aún quedan. Y lo curioso es que quizás nunca nos hemos preguntado sobre su diseño. En los años 60, sin embargo, los ingenieros de Bell Labs que los idearon tuvieron que responder a una difícil pregunta: ¿cómo distribuir los botones en el aparato?

La pregunta surgió en 1960, cuando se quiso dar el salto de los teléfonos con dial rotatorio a los de botones. ¿Cuál podría ser la mejor distribución? ¿En qué orden presentar los botones?

Para averiguarlo, probaron cientos de prototipos de paneles con los botones distribuidos de formas muy diferentes. El objetivo: dar con el que era el más fácil de usar, el que permitía marcar más rápido o recordar mejor el orden. En ese proceso, probaron diseños tan extraños como estos:

Los otros botones que los teléfonos pudieron tener

Al final, no había mucha diferencia entre los más cómodos y rápidos y se acabó escogiendo la distribución que conocemos hoy en día para estos teléfonos, básicamente por estética y espaciado entre las teclas:

Los otros botones que los teléfonos pudieron tener

Todo tiene una explicación. Si quieres conocer más en detalle la historia detrás de estos diseños, hay un informe completo que la explica. También puedes ver el vídeo debajo elaborado por Numberphile (en inglés). Ahora, la próxima vez que los utilices (si es que aún no los has jubilado del todo por un smartphone), ya sabes que hubo mucha ciencia, prueba y error en esos botones. [Numberphile vía Gizmodo US]