Año nuevo es esa época del año en la que todos levantamos el puñito a lo Scarlata O’Hara y juramos nunca más volver a ponernos como el tenazas a comer turrón. Si conoces a alguien que ha jurado perder algo de peso o simplemente le gusta el deporte, esta guía de regalos te vendrá bien.

Advertisement

Para facilitar las cosas, hemos ordenado los precios de menor a mayor. Si el dispositivo está especialmente pensado para un deporte en concreto, también te lo indicamos.

Camisetas de compresión Under Armor Marvel

  • Ideal para: llamar la atención en el parque
  • Precio: 44-105 euros (según la talla) | Amazon

Sí, lo sabemos, para llevar una de estas sin hacer un ridículo espantoso hay que estar MUY en forma. No obstante, si tienes que regalar algo a un geek con abdominales perfectos y poca vergüenza, estas camisetas de Under Armor que imitan los uniformes de los Vengadores son un reclamo irresistible. Echo de menos un modelo de Ultron (eso y poder lucirla, claro). Hay más modelos (también de DC) en la Web de Under Armor.

Knog Blinder Lights

  • Ideal para: bicicleta
  • Precio: 67 euros | Amazon

Estas luces LED para bicicleta son de gran ayuda para encontrar el camino en la oscuridad. Se recargan mediante USB y ofrecen unos buenos 250 lúmenes de luz blanca. Los traseros, se 70 lúmenes, se venden aparte.

Hammerhead GPS

  • Ideal para: bicicleta
  • Precio: 85 dólares | Hammerhead

Este original GPS con forma de T se instala sobre el centro del manillar de la bici y se conecta a una aplicación móvil optimizada para moverse sobre dos ruedas. Lo que hace el dispositivo es guiarnos mediante indicadores luminosos que nos dicen cuándo girar sin captar nuestra atención en exceso.

Plantronics BackBeat FIT

  • Ideal para: cualquier deporte (salvo deportes acuáticos)
  • Precio: 87 euros | Amazon

Llevo más de un año corriendo con estos auriculares y aún estoy esperando que me fallen. Se conectan mediante Bluetooth al móvil y ofrecen un sonido realmente bueno sin molestar con cables. También integran manos libres para llamadas, son cómodos y nunca se me han caído. Son moderadamente resistentes a la suciedad y el agua, pero no sumergibles.

Moov Now

  • Ideal para: cualquier deporte
  • Precio: 99 euros | Amazon

Moov Now es una pulsera cuantificadora pensada para los que se toman el ejercicio en serio. Para empezar, su batería dura seis meses. Interactúa con el usuario a través de comandos de voz en tiempo real que se pueden escuchar desde unos auriculares. Es como llevar un entrenador personal con nosotros. Además, es uno de los cuantificadores más precisos que hay. Se puede llevar en la muñeca o el tobillo, y es sumergible hasta tres metros, por lo que también vale para la piscina. La interacción con el smartphone se realiza mediante una aplicación realmente bien diseñada. No tiene GPS ni monitor cardíaco, pero puede obtener esta información del móvil y de monitores compatibles.

Misfit SHINE 2

  • Ideal para: actividad diaria
  • Precio: 120 euros | Amazon

Mientras el Moov es para deportistas serios, el SHINE 2 es un cuantificador fino y elegante pensado para alguien que simplemente quiera hacer más ejercicio cotidiano este año y esté buscando algo para medir su actividad. La batería le dura hasta seis meses y transmite el progreso diario mediante unos pequeños LED y vibraciones. Resiste el agua hasta 50 metros de profundidad y también mide el sueño. Por poder, hasta podemos llevarlo colgado al cuello en vez de en la muñeca. Todos sus parámetros se miden mediante una aplicación móvil.

WiThings Activité Pop

  • Ideal para: actividad diaria
  • Precio: 129 euros | Amazon

Pongamos por caso que tenemos a una persona mayor o de gustos clásicos que no va a llevar una pulserita de goma ni aunque lo mates y que quiere saber la hora. Una opción para ellos es este medidor de actividad disfrazado de reloj clásico. La esfera pequeña es la que mide la actividad. Tiene más de ocho meses de autonomía y, por lo demás, se conecta a una aplicación y ofrece las mismas funciones que los anteriores.

Fitbit Charge HR

  • Ideal para: actividad diaria
  • Precio: 150 euros | Fitbit

En esencia, hace lo mismo que el SHINE 2, pero añade un pulsómetro y una pequeña pantalla LED en la que mostrar el ritmo cardíaco, la distancia recorrida o simplemente la hora. Su batería dura alrededor de seis días y, para muchos, sigue siendo la mejor pulsera cuantificadora del año.

Sony Smart Tennis Sensor

  • Ideal para: tenis
  • Precio: 197 euros | Amazon

Si lo tuyo (o lo de la persona a la que vas a regalar) son las raquetas, el Smart Tennis Sensor de Sony puede hacer un buen capricho. Se sujeta a la base de la raqueta y registra la fuerza de nuestros golpes, el punto de impacto o el tipo de swing. Es resistente al polvo y a las salpicaduras, y su batería dura unas tres horas. Se te cansará el brazo antes.

Tom Tom Spark Cardio

  • Ideal para: cualquier deporte
  • Precio: 199 euros | Tomtom

Existe una versión de este reloj llamada Tomtom Spark Cardio Music que también lleva 3GB de música, pero cuesta 50 euros más. La versión sin pulsómetro también es más barata pero no merece tanto la pena. Es resistente al agua como para nadar con él, y sus menús son de los más sencillos de navegar. Su mayor problema es que es un poco grande.

Jabra Pulse

  • Ideal para: cualquier deporte (salvo deportes acuáticos)
  • Precio: 199 euros | Jabra

Lo bueno de estos auriculares inalámbricos es que, además de poner ritmo a tu deporte, integran un eficaz pulsómetro que mide el ritmo cardíaco desde el oído y lo envía a una aplicación móvil mediante Bluetooth. Aparte de ser más eficaz midiendo los latidos que la mayoría de los pulsómetros de muñeca, ofrecen buena calidad de audio y es resistente al polvo, el sudor o las salpicaduras. No es sumergible.

Garmin Forerunner 235

  • Ideal para: correr, nadar, bicicleta
  • Precio: 349 euros | Garmin

El Nuevo Forerruner 235 es probablemente el mejor reloj deportivo para entusiastas de correr que valoran lo último en alta tecnología. Aparte de pantalla táctil, lleva integrado el nuevo pulsómetro óptico Garmin Elevate, por lo que no necesita banda pectoral. Una alternativa es el modelo anterior (Forerunner 225), que lleva pulsómetro óptico desarollado por Mio.

Garmin Forerunner 920XT

  • Ideal para: correr, nadar, bicicleta
  • Precio: 397 euros (con banda pectoral inclida) | Amazon

Un reloj para corredores muy serios o profesionales, especialmente para los que le dan al triatlón. Integra GPS, pero el sensor cardíaco está en una cinta pectoral. Sus seis botones físicos dan acceso a una plétora de funciones que probablemente sobrecargarían a un simple aficionado. Se conecta a una aplicación móvil para mostrar algunas notificaciones simples, pero no es un smartwatch ni lo quiere ser. Es caro y clásico, pero también es de lo mejor que tiene Garmin.

Advertisement

Advertisement

Foto de portada: lzf / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)