Foto: Charlene N Simmons / Flickr

Que los gatos cazan pájaros es algo de sobra conocido, pero hasta ahora no estaba muy claro cuántos pájaros atrapan exactamente. Un nuevo estudio en Australia ha hecho cuentas y los números son tan escalofriantes que el gobierno del país ha decidido crear una zona libre de gatos.

Parece de chiste, pero el problema es muy grave. El estudio publicado en Biological Conversation se basa en más de 200 informes previos sobre densidad de población gatuna y dieta de estos animales. Todo ello para calcular que, entre los gatos domésticos y los asilvestrados cazan 316 millones de pájaros al año. En otras palabras, la población australiana de gatos se cobra casi un millón de pájaros diarios.

El problema es que los felinos cazan lo que encuentran, y eso en Australia significa 338 especies autóctonas únicas de las que 71 ya están en peligro de extinción. Un estudio de septiembre de 2016 ya alertaba de que la actividad de los gatos era directamente responsable de la desaparición de 63 especies, pero esta es la primera vez que se analiza su impacto directo en pájaros.

Advertisement

El Comisario para especies amenazadas de Australia, Sebastian Lang, se toma muy en serio el estudio. Tanto que su departamento ya ha destinado más de 23 millones de dólares para tratar de frenar el impacto de los gatos traídos en su día por los colonos sobre el frágil ecosistema australiano. El año pasado,ee dinero se invirtió en una polémica medida: exterminar dos millones de gatos callejeros.

En esta ocasión, el enfoque de la agencia de protección medioambiental es diferente. En junio de este año ha comenzado la construcción de una zona de exclusión gatuna de 63.00o hectáreas. El objetivo es convertir ese espacio en un refugio seguro en el que introducir especies de aves amenazadas, especialmente las que anidan en tierra, que son presa fácil para los gatos. Lo que no han detallado es cómo piensan mantener a los felinos fuera de ese territorio. [vía Phys.org]