Hasta ahora, las tarjetas gráficas integradas en CPUs eran sinónimo de bajo rendimiento. E Intel ha sufrido estos últimos años justo por eso. Si un portátil o PC llevaba sus HD Graphics, ningún "jugón" lo iba a tocar. Mejor las tarjetas gráficas dedicadas de competidores como AMD o Nvidia. Eso podría cambiar a partir de ahora con Intel Iris, la nueva generación de tarjetas gráficas integradas que promete una experiencia espectacular hasta con los juegos más exigentes.

Intel Iris es el mayor salto generacional que ha dado Intel en mucho tiempo en gráficos integrados. Estarán dentro de los próximos CPUs de Haswell y prometen hasta el triple en potencia de ejecución de lo que hasta ahora lograban los HD Graphics 4000 en Ivy Bridge.

Advertisement

Traducido: juegos como Call of Duty o Bioshock Infinites que se verían a saltos y sería imposible jugar en un portátil de un par de años, ahora con Intel Iris será casi como estar dentro de la pantalla. ¿Cuándo veremos el cambio? Una vez salgan a la venta los primeros portátiles y ultrabooks con CPUs Haswell, tendremos Intel Iris al alcance.

Iris vendrá en dos modalidades: Intel Iris Graphics 5100, que encontrarás en los ultrabooks con procesadores Intel de 4ª generacion Core i7-4000U; e Intel Iris Pro Graphics 5200. A partir de ahora, esos finos y apetecibles ultrabooks podrán también lidiar con los juegos más complejos del mercado, o eso al menos promete Intel.

Arriba podemos ver un gráfico que muestra el salto en potencia gráfica de Iris. Intel asegura que la ejecución de los gráficos dedicados se doblará en todos los ultrabooks y se triplicará en muchos equipos todo en uno. Debajo vemos el salto en potencia en gráficos de la 4ª generación de procesadores Intel Core, con un salto de hasta 50 veces respecto a hace dos años. En definitiva, algo a tener muy en cuenta cuando te compres tu próximo ordenador.