Han pasado más de tres años desde que se lanzó Call of Duty: Black Ops II, pero hay quien no olvida el juego. Los tres hijos del rebelde Jonas Savimbi, que lideró la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola, han demandado a Activision por 1 millón de euros en daños a la imagen de su padre.

Durante la primera misión del modo campaña de Black Ops II, el jugador tiene que ayudar a Savimbi en una batalla contra las fuerzas del gobierno comunista, que tenían el apoyo soviético. Jonas Savimbi dirige a sus tropas al grito de “luchad, mis hermanos” con un lanzagranadas en la mano. La misión refleja el respaldo de los Estados Unidos al movimiento rebelde.

Advertisement

El abogado de la familia argumenta que el rebelde angoleño está representado como un “gran imbécil que quiere matar a todo el mundo”, cuando en realidad era un “líder político y estratega”. Activision cree que Savimbi “está retratado con justicia” como lo que era, “un jefe guerrillero que luchaba contra el Movimiento Popular para la Liberación de Angola”, el partido dominante desde la Revolución de los Claveles.

Lo cierto es que Savimbi fue una figura polémica: la guerra civil provocó la muerte de 500.000 personas y el exilio de millones de ciudadanos. La demanda por difamación se ha interpuesto en Francia contra la rama francesa de Activision Blizzard, distribuidora del juego.

Sponsored

No es la primera vez que pasa esto con el mismo juego. En 2014, el ex dictador panameño Manuel Noriega reclamó una compensación económica por la imagen que se da Black Ops II de sí mismo, como un “secuestrador, asesino y enemigo del estado”. En este caso, la denuncia no salió adelante. [vía Guardian]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)