Desde que su familia le mostró Microsoft Paint, Lasko pasa horas delante de la pantalla realizando estas obras a medio camino entre el puntillismo y el Pixel-Art de 8 bits. No importa que en su día fuera ilustrador para el Ejército de Estados Unidos o impresor. Como él mismo dice: "Ya no se trata de trabajo, sólo de diversión".

Lasko vende copias de sus obras, y dona todo lo recaudado con ese negocio a una asociación de veteranos de guerra. En su web podéis apreciar más cuadros de este venerable genio. Al final de este post también tenéis The Pixel Painter, un minidocumental publicado en Vimeo sobre su vida. [Hallasko vía This Is Colossal]

Advertisement

****

Si no quieres perderte nada sobre tecnología, ciencia, diseño o videojuegos, puedes seguir la cuenta de Gizmodo en Español en Twitter, Facebook o Google+