Nokia ha celebrado hoy su junta anual de accionistas y han volado los cuchillos. Y la mayoría dirigidos a su consejero delegado, Stephen Elop, por seguir apostando ciegamente por Windows Phone cuando, dos años después del cambio, no hay potentes resultados de mejora. Varios accionistas de Nokia han advertido que su paciencia se acaba y han pedido a Elop que reconsidere la decisión de 2011.

Hannu Virtanen ha sido uno de los accionistas más claros a la hora de expresar las dudas sobre la compañía. Según Reuters, el accionista le espetó a Elop en el turno de intervenciones: "Eres una buena persona... y el equipo directivo está haciendo todo lo que puede pero, claramente, no es suficiente. ¿Se da cuenta de que lo que importan son los resultados? La carretera al infierno está llena de buenas intenciones. Por favor, cambie a otra carretera".

Advertisement

Este accionista no aclaró si con lo de "carretera" se refería a otro sistema operativo, pero, tal vez por si acaso, Elop ha vuelto hoy a reiterar que la estrategia sigue centrada exclusivamente en Windows Phone. No hay plan B.

Vamos haciendo ajustes sobre la marcha. Pero lo que está muy claro para nosotros es que en la guerra actual de ecosistemas hemos hecho una decisión muy clara de centrarnos en Windows Phone con nuestra línea de productos Lumia. Y eso con eso con lo que competiremos contra Samsung y Android.

Los últimos resultados de Nokia muestran que la compañía ha progresado, con 5,6 millones de Lumias vendidos el pasado trimestre, pero no parece suficiente frente a la avalancha de móviles Android de Samsung y el iPhone. ¿Cuánto tiempo más puede aguantar la finlandesa? [Reuters]